¿Te casas? ¡Controla tu ansiedad!

¡Por fin ha llegado el deseado día! Eres el centro de todas las miradas y quieres que todo salga bien. Y seguro que saldrá... ¡si tu ansiedad no hace que quieras huir!

Está decidido: vas a dar el "sí, quiero". Y ya, desde unas semanas antes del enlace, los nervios empiezan a aparecer. Es natural –la organización del evento desgasta mucho y quieres que todo esté perfecto–, pero no no dejes que se apoderen de ti. No permitas que la ansiedad te supere y que sus síntomas te pasen factura y afecten a tu bienestar.

El equipo de psicólogos especialistas en ansiedad de TherapyChat, plataforma líder de psicología online, nos cuenta, a continuación, cómo tenerla bajo control con siete prácticos consejos.

Publicidad

1 Piensa en positivo

Es normal que te sientas algo intimidada por el hecho de que todas las miradas vayan a fijarse en ti, que eres la protagonista del día. Piensa que esas miradas son de gente que te quiere y que celebra tu felicidad contigo; tus seres queridos no están juzgándote ni esperando que tropieces o se te rompa un tacón. Al contrario, están dándote su apoyo y compañía. 

Publicidad

2 Recuerda que es un día importante, no decisivo

El día de tu boda no es una meta, sino una parte más de vuestra vida en pareja: si habéis llegado al altar es porque está decidido que queréis pasar la vida juntos. Y eso no lo va a cambiar que haya algún fallo en vuestro gran día.

Publicidad

3 No quieras controlarlo todo

Y mucho menos, a tus invitados. Habrá quien beba en exceso, quien no pare de ligar, quien se ponga a llorar... ¡Pasa de todo eso! No trates de controlar los movimientos de la gente ni te preocupes demasiado por los demás. Tú quieres que estén bien, pero de estar bien seguro que pueden encargarse ellos.

Publicidad

4 Valora lo que ya tienes

Sí, quizá el vestido que llevas no es tu opción A, ni los músicos son los que querías en un principio. También es posible que haya algo del menú que no te guste... Pero eso ya da igual. Estás en tu boda y vas a pasarlo bien y a disfrutar, porque, ¡es tu día! Así que no mires lo que no te convence y céntrate en lo que te apasiona: las flores, la decoración, el detalle que regalarás a los invitados... y, por supuesto, estar junto a la persona que quieres rodeada de familiares y amigos. 

Publicidad

5 Recuerda que "nada será tan horrible"

Es un día importante y llevas meses preparándolo. Con todo, y a pesar de tu mimo y dedicación, es posible que algo salga mal: puede caerse la tarta o fallar el sonido cuando vas a iniciar el baile. ¿Y qué más da? Está en tu mano conseguir que los pequeños fallos que puedan surgir no estropeen el día de tu boda.

Publicidad

6 No intentes estar perfecta en las fotos

El día es largo: reirás, llorarás... y no siempre estarás ideal para las fotos. Ni lo necesitas. No puedes controlar todas las fotos que harán tus invitados y que acabarán en las redes sociales. No te preocupes en estar perfecta ni en posar cada vez que alguien saque el móvil. Es tu día, no el de las fotos... ¿y qué más da si en alguna no sales favorecida? Lo importante es que estés contenta y seas tú misma. 

Publicidad

7 No pasa nada por estar nerviosa

Recuerda que sentir nervios es algo natural, y que esa inquietud que genera tu cuerpo ante esta situación es lo que hará que estés activa y viviendo el momento con toda la intensidad. 

No obstante, si en las semanas previas al enlace sientes mucha ansiedad, te será muy útil recurrir a un psicólogo online. En TherapyChat, un Servicio de Psicología Online de la máxima calidad, pueden ayudarte sin necesidad de que salgas de casa. Cada mes, tendrás 4 sesiones de una hora de duración, en formato chat o videollamada. Además, tienes el Canal de Chat permanente abierto para intercambiar mensajes con tu psicólogo. El coste es de 96 € al mes y tiene una garantía de devolución durante la primera semana.

More from Elle: