Auroras boreales ¡ahora sí!

Seguro que has pensando más de una vez que quieres ver una Aurora Boreal. Pero, ¿qué época del año es la más propicia?, ¿cuál es el mejor lugar para disfrutar de ellas? ¿podré ver (y hacer) más cosas?

Si todo esto ha pasado por tu mente alguna vez, la Laponia Noruega es tu destino y, este invierno, tu oportunidad. Llevamos varios años con una actividad solar muy superior a lo normal, lo que propicia que sea más fácil divisar auroras boreales. Estos próximos meses se espera la misma intensidad, por lo que, si eres fan de estos fenómenos naturales, estás de enhorabuena.

Publicidad

Cabo Norte

Las auroras boreales suelen ser visibles durante los meses de octubre a marzo, aunque los mejores meses para verlas son enero y febrero. En el Norte de Noruega se pueden ver casi desde cualquier localización, pero nuestra recomendación es que vayas al norte del país para disfrutarlas en toda su plenitud.

Cabo Norte, el punto más septentrional del continente, se puede considerar uno de los lugares más privilegiados de Noruega para divisarlas, y se puede visitar todo el año.

Publicidad

Islas Lofoten

Uno de los mejores destinos para los que quieran 'auroras boreales con encanto'. Podrás alojarte en una de sus encantadoras casas de pescadores, 'rorbu', y verlas desde allí.

Además, cuenta con un punto a su favor: su temperatura, que, debido a la influencia de la corriente del golfo, no es excesivamente baja, lo que hace más llevadera su contemplación.

En Lofoten se encuentra, además, el singular pueblo de pescadores de Reine, considerado uno de los más bonitos de Noruega, y un lugar mágico para observar auroras boreales.

Publicidad

Tromso

Es conocida como la Puerta del Ártico, y se trata de la última gran ciudad antes de llegar a Cabo Norte. Además de sus innumerables atractivos turísticos: su colorido puerto, la catedral del Ártico, el acuario más septentrional del mundo, su singular biblioteca, su lago, sus calles de casas de maderas de colores y su rica gastronomía, ofrece una de las mayores probabilidades de poder ver las auroras boreales.

Publicidad

A la caza de las auroras boreales

En el Norte de Noruega se organizan todo tipo de excursiones, muchas de las cuales combinan actividades propias del invierno, con otras que permiten ver las auroras en mitad de la naturaleza, donde no existe la contaminación lumínica. Estos son sólo algunos ejemplos:

Publicidad

Trineo con perros Husky

Si quieres 'cazar las auroras boreales' realizando una  divertida actividad, una de las más llamativas es una excursiones en un trineo tirado por perros. La experiencia comienza conociendo a los perros y aprendiendo a llevar el trineo, para después poder conducir nuestro propio trineo.

Por el día se disfruta de los increíbles paisajes nevados de Laponia, y por la noche se podrán sentir las emociones de las auroras boreales en el más absoluto silencio, solo roto por los aullidos de los perros. Y no se nos ocurre mejor manera de terminar el día que con un chocolate caliente alrededor de una hoguera oyendo el 'Yoik', canto típico sami.

Publicidad

Motos de nieve

Si quieres un poco más de adrenalina, y lo tuyo son las emociones fuertes, las motos de nieve serán la mejor opción para buscar el lugar más propicio para ver las auroras boreales. Por ejemplo, podrás disfrutar de una impresionante travesía invernal por los salvajes valles de Spitsbergen, la mayor de las islas del archipiélago de las Svalbard (en las cercanías del polo norte), uno de los parajes más extremos y salvajes del planeta. Si no quieres llegar tan lejos, podrás tener la misma experiencia en Laponia Noruega.

Publicidad

Dormir sobre hielo

Puede ser una de las más exclusivas y curiosas experiencias de tu viaje por la Laponia Noruega. Son hoteles construidos completamente de hielo y/o nieve y están decorados por completo con esculturas de hielo y una cuidada iluminación. Podrás tomar una copa, dormir o incluso ¡casarte en su capilla! 

La temperatura contaste en el interior es de unos 4 grados bajo cero, que no notarás, ya que estarás dentro de un saco térmico que aguanta temperaturas mucho más bajas. 

Eso sí, antes de ir a dormir, te aconsejamos que pases por la sauna y por el jacuzzi de agua caliente al aire libre desde donde, con un poco de suerte, recibirás la visita de nuestra amiga, la aurora boreal.

Publicidad

Granja Sami en Sortland

En los alrededores de Sortland, en el archipiélago de Vesteralen, podrás compartir jornada con Samis autóctonos en sus propias granjas. Además de conocer un poco más su cultura y degustar su gastronomía única, pasarás un buen rato dando de comer a los renos, el símbolo que mejor representan a este pueblo.

Se puede conocer la cultura sami y convivir con ellos también en Alta, donde se encuentra el parque temático Sapmi Park y, sobre todo, en Karasjok y Kautokeino, cunas de la cultura sami.

Publicidad

Exquisito manjar en Kirkenes

Pocas veces podrás degustar un manjar tan exquisito como el Cangrejo Rojo Real (chatka) , más conocido como Cangrejo Real (King Crab). Originario de Rusia, comenzó a aparecer en aguas noruegas en los años 70.

En Kirkenes, en la frontera con Rusia, podrás hacer una excursión en moto de nieve hasta el lugar más propicio para pescar los cangrejos y luego degustarlos en una romántica cabaña a la orilla del fiordo.

A Kirkenes puedes llegar en avión o con el barco Hurtigruten, que recorre cada día toda la costa Noruega, comenzando en Bergen y terminando en Kirkenes.

Publicidad

Planifica tu viaje

Si buscas flexibilidad, el coche, la autocaravana o la furgoneta son la mejor opción para recorrer el norte de Noruega. Si, por el contrario, quieres visitar muchos sitio, y tienes poco tiempo, los viajes organizados pueden ser tu opción.  Sea como sea, lo importante es poder experimentar los increíbles colores de la aurora bailando en el cielo ártico.

More from Elle: