Más guapa por menos

Descubre una nueva forma de disfrutar de la belleza sin arruinarte: te damos todos los trucos para disponer de productos y tratamientos sin que tiemble tu tarjeta de crédito: webs como Groupon, cajas de suscripción, productos multiusos...

Lo más popular

Eres una beauty-adicta pero tienes poco presupuesto destinado a cuidarte o, simplemente, quieres reducir tus gastos. Si te ves identificada con esta frase, no puedes perderte nuestros beauty consejos más ahorradores:

Aprovecha los descuentos

No desembolses grandes sumas en tratamientos si puedes conseguirlos con descuento: hazte socia de algún club online como Groupon, en el que podrás encontrar interesantes ofertas de belleza. Desde manicura a tratamientos adelgazantes, pasando por sesiones de depilación láser, sus descuentos pueden llegar al 70% del precio original. Solo tienes que registrarte y recibirás las alertas de esas ofertas. Son por un tiempo determinado, así que permanece atenta, pero los precios son muy competitivos. Por ejemplo, puedes darte tres sesiones de láser por lo que pagas normalmente por una. O, si está pensando en alisarte el pelo, suelen ofrecer tratamientos de keratina muy accesibles. También tienen ofertas de Wellness, como masajes, o productos cosméticos en concreto.

Publicidad

Cajas de suscripción

¿A menudo te sientes tentada de comprar productos que no has probado? Gran error si pretendes ahorrar… En muchos casos no podrás devolver el producto y, si no te gusta, habrás perdido el dinero que hayas pagado. Si te pasa a menudo, puede que consigas ahorrar suscribiéndote a un servicio de 'beauty boxes', cajas por las que pagas una pequeña cantidad cada mes y te envían a casa con muestras de las últimas novedades cosméticas. Si las pruebas y te gustan, podrás comprar el producto completo sabiendo que vas a aprovecharlo.

Lo más popular

Apuesta por los multiusos

Algunos productos pueden ser utilizados para varios propósitos. Por ejemplo, si necesitas un hidratante de cuerpo y cabello, un aceite cosmético te permitirá no tener que comprar dos productos. Y recuerda que ciertos cosméticos pueden servir para más de un propósito: el colorete también puede usarse como sombra de ojos, la barra de labios como 'blush' en crema...

Invierte en lo necesario

Es fundamental que escojas productos de calidad, pero debes priorizar: existen ciertos productos en los que puedes ahorrarte algo de dinero. No dudes en invertir en una buena base de maquillaje y una buena crema hidratante; sin embargo, un gel limpiador barato puede cumplir su cometido casi tan bien como uno más caro. Es cuestión de elegir lo más adecuado a tu piel, pero lo más caro no siempre tiene que ser lo que mejor se adapte a tus necesidades.