¿Tu esmalte de uñas engorda?

Tu marca favorita de esmalte de uñas puede contener un ingrediente oculto que provoca desórdenes en tu cuerpo. Unos investigadores de la Universidad de Duke han descubierto que uno de los componentes más comunes en la laca de uñas puede ser perjudicial, especialmente para las personas que usan este cosmético a menudo.

El trifenil fosfato, o TPHP, es el ingrediente que confiere al esmalte de uñas flexibilidad y durabilidad, pero también se emplea en la fabricación de muebles para hacerlos más resistentes al fuego. Este ingrediente se ha introducido en la fabricación de lacas de uñas para sustituir a los ftalatos, a los que se les acusa de provocar problemas reproductivos, pero quizá esta sustitución no suponga ningún avance...

Publicidad

Diferentes estudios han demostrado que el TPHP es un inhibidor endocrino, lo que significa que interfiere con las hormonas, y estudios con animales han descubierto problemas reproductivos y de desarrollo. En humanos, los científicos lo asocian al aumento de peso, aunque es necesaria una mayor investigación al respecto para confirmarlo.
El 49% de los más de 3000 esmaltes que recolectaron los investigadores incluía este químico, e incluso algunos lo contenían aunque su lista de ingredientes no lo especificaba (además, los esmaltes transparentes suelen contener más TPHP que los coloreados). Otros estudios demuestran que las mujeres procesan más de este ingrediente que los hombres, lo que sugiere la posibilidad de que se esté absorbiendo a través de los productos de belleza.

Lo más popular

Los científicos, que han publicado los resultados de su estudio en el Environmental International Journal, analizaron la orina de 26 participantes antes y después de pintarse las uñas con un esmalte que contenía TPHP. Entre dos y seis horas después de haberlo hecho, 24 de estas participantes tenían un alto nivel de difenil fosfato, o DCHP, el ingrediente que indica que el TPHP ha sido procesado por el cuerpo. A las 10 horas, cada una de las participantes incrementaron sus niveles de DPHP siete veces.

El Environment Working Group ha lanzado una petición para exigir a los fabricantes de esmaltes que retiren el TPHP de sus formulaciones. Además, han lanzado una base de datos con las marcas que lo utilizan en sus productos. Una de las autoras de la investigación,  Kate Hoffman, ha contado a Yahoo que, cuando empleemos una laca de uñas con esta sustancia, intentemos en la medida de lo posible no aplicarla en la piel, para evitar así que el ingrediente llegue al torrente sanguíneo.

Publicado en elle.com

De: Elle