Lush y el extraño caso de las clientas rosas

Los cosméticos de Lush huelen bien, son coloridos, divertidos... salvo si confundes uno por otro y terminas coloreada de los pies a la cabeza.

Lo más popular

Cuando una clienta de Lush confundió un aceite de baño con un jabón, quizá no pensó que su error tendría consecuencias tan nefastas: "El producto que usé se llama Razzle Dazzle, y se supone que debes diluirlo en el agua del baño", contó Abi Shenton a la web Pretty 52. "El problema es que yo pensé que era jabón y lo froté por toda mi cara y mi cuerpo". El resultado: un tono, digamos, poco natural...

Publicidad

Por suerte, tras unos cuantos—y 'coloridos'— días, todo volvió a la normalidad: "Tras tres días de baños intensivos, ya no soy rosa nunca más", contó la afectada. "Utilicé mal el producto. Me encanta Lush y seguiré comprando allí, pero deberían explicar mejor como usar sus cosméticos cuando los compras". A raíz del 'tuit' de abi, algunas clientas más han compartido sus fotos teñidas.

Por su parte, la firma no ha dudado en hacer un comunicado oficial: "Estamos sonrojados con la idea de que Abi haya confundido uno de nuestros aceites de baño con un jabón", aseguran. "Nuestros productos están creados para dar color al agua de nuestra bañera, sin colorear a la persona que se está bañando. Se tiene en cuenta los diferentes tipos de cabello, de piel, los diferentes accesorios de baño, y las diferentes maneras que tiene la gente de utilizar un producto. Nos encanta tener productos con color, personal colorido y baños llenos de color, pero intentamos no cruzar la línea de teñir a nuestros clientes."