¿Qué le pasa a todo el mundo con la depilación femenina?

El pelo no es sucio, repite con nosotros.

Lo más popular

"No me di cuenta de que la gente iba a estar tan molesta por el pelo de mi axila", dijo Paris Jackson después de una avalancha de críticas tras publicar un stories en Instagram la semana pasada. "No me di cuenta de que era un tema tan así, es muy divertido", aseguró en su cuenta pero parece que después de la repercusión no ha querido que se quedara ahí y este fin de semana ha asistido a unos premios con un precioso vestido de noche y las axilas sin depilar. Cómo no, se ha desatado el aluvión de críticas y opiniones varias.

Publicidad

La semana pasada decía: "La gente está muy enfadada. Me gustaría poder publicar algunas de las respuestas. Se puede ver lo cabreadas y enfurecidas que están... Me encanta el pelo, el sudor, y olor corporal. Me encanta, creo que es genial. Algunas personas piensan que es súper asqueroso, sobre todo en las chicas, pero todos los cuerpos humanos lo tienen. Es natural. Superadlo".

Lo más popular

No es la primera mujer a la que le sucede y apostamos a que no será la última. Hace años fue Julia Roberts, y en los últimos Globos de oro Lola Kirke enfundada en un florido palabra de honor de Andrew Gn publicó en Instagram el siguiente mensaje: "Gracias a toda la gente hermosa que no me envió amenazas de muerte a causa de mis axilas peludas".

Asquerosa, sucia y poca higiénica son sólo algunas de las lindezas que se escuchan cada vez que una mujer aparece sin depilar. Otro caso reciente fue el de Bella Thorne que respondió que nunca se depilaría después de leer el siguiente comentario en Twitter: ¡No me jodas! ¡Depílate las piernas!".

En mi muro de Facebook he visto cada vez que una de estas mujeres aparece sin depilar mensajes como: "Ahora por no ir bien aseada eres más feminista o molas más o esto cómo funciona"; "¿Tanto pelo puede tener una mujer en una axila?"; "Qué asquerosa"; "Feo y sucio la verdad"; "¿Lo hace por provocar?"…

No sólo es que la gente opine sobre si Lola, Julia o Bella se depilan, es que de alguna manera les parece un insulto, una provocación que no lo hagan, cuando nuestro cuerpo está naturalmente cubierto de vello en mayor o menor medida exceptuando palmas de las manos y los pies.

No depilarse nada tiene que ver con la suciedad. Es un mito que sea menos higiénico: no aumenta ni la sudoración ni el olor, todo depende de sí te duchas con frecuencia, tengas pelo o no. Es más, el vello es una barrera natural de protección de la piel. Por ejemplo, la depilación integral ha provocado un aumento de las verrugas genitales causadas por el virus del papiloma humano.

¿Por qué mujeres libres, fuertes y seguras no pueden evitar depilarse y ha llegado a ser algo tan normalizado que tener pelo parece lo antinatural? Breanne Fahs, profesora especializada en género, publicó un estudio en la Universidad de Arizona en el que pidió a las mujeres que no se depilaran durante un tiempo. La mayoría de ellas lo que destacó no fue su sensación personal si no la presión del entorno que las acusaban de poco femeninas. "Algunas personas me preguntaron si era lesbiana. Me pareció interesante que sólo porque no me afeité, mi sexualidad fue cuestionada automáticamente", explicaba una de las participantes.

"Mi madre pensó que me estaba convirtiendo en un hombre, dijo que tenía las piernas de hombre. Le contesté que mis piernas eran iguales que antes y que sólo era una mujer al natural, pero ella no estaba de acuerdo y dijo que eran como las de mi hermano", contaba otra de las chicas.

Ni siquiera es algo que lleve siglos impuesto, al menos no en Europa o Estados Unidos donde el primer anuncio sobre depilación fue en 1925 en la revistas Harper's Bazaar y su normalización fue posterior. Es una práctica estética que tiene que ver con el gusto personal, no con la higiene.

"No se depila pero lleva joyas y las uñas pintadas", decían algunos de Lola Kirke como si el no querer depilarse fuera incompatible con la coquetería, o incluso con ser femenina. No sabemos sus motivos ni los de Paris. Igual es una reivindicación o pereza, igual es que le gusta, o nunca se depiló y ahora no quiere, igual quiere lanzar un mensaje, o puede que le resulte doloroso, incluso puede que no le importe lo más mínimo nuestra opinión. Lo que sí sabemos es que no es ni más sucia, ni más asquerosa por no hacerlo.

More from Elle: