¿Acné tras las vacaciones?

Los protectores solares con SPF altos bloquean los poros y el sol, que en un principio mejora el acné, luego lo empeora. Descubre qué puedes hacer.

Lo más popular

"El verano suele resultar positivo para las personas con acné, ya que la fotoexposición solar es beneficiosa a corto plazo para equilibra la piel", segura Raquel González, Training Manager de Medik8. Pero esto solo les ocurre a las personas con acné permanente y de forma temporal porque luego hay un efecto rebote y al resto de las mortales nos aparecen pequeños granitos o espinillas.

¿Por qué?

"En la mayoría de los casos se debe a que muchos productos solares poseen un cóctel de nutrientes que sobrecarga la piel, haciendo que ésta rechace su exceso. Además los SPF altos bloquean los poros para evitar que los rayos solares la dañen, pero esto también hace que nuestra dermis no respire bien a través de los poros. Y, por último, aunque el sol es positivo a nivel inicial, al no exponernos a él durante todo el año, nuestra piel se desorienta y desequilibra tras el verano, y aparece el acné como defensa", asegura el médico estético Moisés Amselem.

Publicidad

Primer paso: Limpieza

Aunque no te maquilles, es esencial una correcta limpieza a diario, tanto por la mañana como por la noche con productos al agua, que no lleven jabones ni detergentes puros –Syndet-. "Tras el lavado es aconsejable secar la piel "a toquecitos" en lugar de "arrastrar" la toalla, y tonificarla con tónicos suaves –sin alcohol- que no irriten. Además, es aconsejable realizar una exfoliación una vez a la semana para desobstruir los poros y reducir su tamaño", recomienda el doctor Amselem.

Lo más popular

Un buen aliado

"El uso de cepillos de ultrasonidos, como Clarisonic, produce un efecto desmaquillante profundo", asegura el Dr. Amselem. A diferencia de los dispositivos rotativos que pueden resultar agresivos para la piel, éste oscila suavemente a una frecuencia de más de 300 movimientos por segundo, y hace una limpieza suave y eficaz que puede realizarse hasta dos veces al día.

Smart Profile Uplift, 349 €, de Clarisonic. Incorpora un cabezal de masaje, Firming Massage Head, que produce 27.000 micromasajes reafirmantes en tres minutos. Y facilita la aplicación de las cremas.

Segundo paso: Tratamiento

Puede que a una piel con acné le sobre grasa pero nunca le puede faltar agua. "Hay que hidratarla a diario con productos suaves en textura gel-crema que no resequen en exceso y produzcan tirantez, descamación y dermatitis", recomienda el médico. Elige productos no comedogónicos para que no obstruyan los poros de la piel y te produzcan más espinillas o comedones, y de textura oil free –libre de aceites y grasas-. Además, "las cremas con ácido salicílico, ácido azeláico, peróxido de benzoílo y retinoides son buenos aliados, ya que tienen efecto antibacteriano, antiinflamatorio y disminuyen la grasa y las espinillas", asegura el experto.

Beta Moisturise Hidratante Matificante (51,50 €), de Medik 8. Contiene prebióticos y probióticos para estimular el equilibrio de la piel, ayudando a eliminar las bacterias que causan los brotes, y extracto de canela que regula los niveles de sebo y aumenta las defensas.

Tratamientos diana

Los equipos de luz pulsada intensa –IPL-, como el nuevo Ellipse E2PL, eliminan a la bacteria, la inflamación, el enrojecimiento y el exceso de grasa, en 3 ó 5 sesiones.

Precio: desde 100 €.

Dónde: Moisés Amselem (Madrid, tel. 915 21 17 71).

Terapia Fotodinámica, que combina la aplicación de un fármaco fotosensible con el "barrido" de una luz LED'S, produce una bioestimulación -genera colágeno y elastina nuevos- e incrementa los mecanismos naturales de reparación de la piel. Son necesarias entre 1 y 2 sesiones.

Precio: desde 605 €.

Dónde: Dr. Alejandro Camps (Centro Médico Teknon, Barcelona, tel. 932 90 64 18).

More from Elle: