Lo que nadie cuenta de ser una modelo 'curvy'

Todo tiene un precio y aunque el final de esta historia es feliz, el camino no fue fácil para la modelo Lorena Durán. Ella misma nos lo cuenta en esta sincera entrevista.

Lo más popular

La habrás visto en varios lugares, entre ellos, la famosa campaña de Violeta by Mango que protagonizó junto a Tania Llasera o Rossy de Palma o en campañas para Zalando o Asos. Lorena Durán es modelo de tallas grandes. La Ashley Graham española, porque todos la quieren en sus filas con el mismo fervor que a la americana.

Su elegancia y belleza deslumbran en Instagram y fuera de la red social. Sin embargo, no siempre fue un camino de rosas. Su cuerpo cambió tras una operación y su mente se vio obligada a aceptar los cambios de la noche a la mañana. No fue fácil, pero a día de hoy es una de las modelos más deseadas, así que esta historia tiene final feliz y sobre todo, respira motivación por los cuatro costados. Esta es la cara B de la talla grande.

Publicidad

Savage 🌾 #tarifeando #holiday #savage #niceplace #tarifa #lorenaduran #lorealesloquecuenta #curves #curvy

A post shared by Lorena Durán (@lorenaduran23) on

Lo más popular

¿Te ha atormentado alguna vez alguna parte de tu cuerpo?

Si, en una etapa de mi vida me atormentaban mis gemelos y mis estrías. Los gemelos se convirtieron en mi peor enemigo ya que era imposible encontrar unos jeans que le quedasen bien a mi cuerpo. Esto hizo que los odiase y no vistiera nunca con ellos. En cuanto a mis estrías, eran marcas que no estaba acostumbrada a ver en mi cuerpo y me producían un sentimiento de rechazo.

¿Has tenido o tienes actualmente algún complejo que te frustre? ¿Cómo lo afrontas?

No he tenido nunca un complejo como tal, más bien no me han gustado ciertos cambios en mi cuerpo a raíz de la operación que tuve. Tenía un cuerpo distinto al que actualmente tengo, simplemente fue un cambio brusco. Había cosas que no me gustaban porque estaba acostumbrada a verme de otra manera, con otro cuerpo. Fue una fase complicada de aceptación en ese momento.

Publicidad

Tuve que mirarme en el espejo y volver a aceptarme como era aunque no me gustasen algunas partes de mi cuerpo que poco a poco acepté y di la bienvenida porque formaban parte de mí y de mis encantos. Lo afronté de una manera muy positiva. Me miré dos veces y me dije ¿por qué no así? No todo es el físico. Lo más importante son los valores de una persona y su interior.

He tenido que soportar como me han echado de un casting por no cumplir las medidas estándar.

Antes del boom de las tallas 'curvy', ¿te has sentido menospreciada en el mundo de la moda por la talla?

Sí, en muchas ocasiones pero jamás tiré la toalla. He tenido que soportar como me han echado de un casting por no cumplir las medidas estándar, palabras como "eres demasiado gorda para ser la imagen de nuestra marca" o diseñadores que no tenían reparo en decirme que no tenían talla para gordas y que si quería desfilar o entrar en sus trajes debía de perder peso. En muchas ocasiones me he sentido menospreciada por tener la talla que tengo. Ahora no me encuentro con ese problema ya que el boom 'curvy' ha sido un gran avance de concienciar a la sociedad.

Publicidad

¿Viviste en algún momento algún proceso interno para adaptar tu mente a tu cuerpo de forma positiva? ¿Cómo fue?

Sí, tuve que pararme a meditar conmigo misma, mirarme al espejo y aceptarme como era en ese momento. Era la misma persona pero con distinto físico y talla, no me costó mucho ya que me considero una persona bastante positiva, pero no niego que fue un cambio brusco.

Lo más popular

¿Crees que el mundo de la moda es, en parte, hipócrita?

Pienso que las personas ven el mundo de la moda como algo hipócrita. Yo no lo veo así 100%. Es cierto que me he encontrado con algún bache o algún desprecio por mi talla pero he tenido la suerte a lo largo de mi carrera de encontrarme con gente maravillosa en mi trabajo que me han aceptado tal cual.

¿Qué cambiarías para normalizar la situación?

Cambiaría la publicidad irreal que a veces nos muestran e intentan vendernos, ya que no es del todo natural. Pienso que muchos problemas y trastornos alimenticios vienen de la publicidad subliminal. Cambiaría el que nos vendieran naturalidad en todos los aspectos y sobre todo ampliaría el tema de las tallas para que toda mujer pudiese vestirse a la moda y cómoda, ya que en nuestro país, en comparación con otros países, tiene muy poca variedad en tallas grandes.

¿Te gusta que te etiqueten como 'curvy girl'?

No me gustan las etiquetas en genera. Creo que no deberían existir porque que hacen bastante daño a la sociedad.

A día de hoy, en redes sociales, ¿te sientes presionada por el 'body shaming'?

No, no me siento presionada, pero no me gusta este movimiento. Pienso que somos libres de pensar y comentar, pero ante todo hay que tener un respeto a lo que cada uno quiere mostrar en sus redes sociales. Hay personas que están siempre respondiendo con comentarios negativos y otras en cambio siempre te harán comentarios positivos. Yo pienso que mientras tu sepas qué quieres y tú misma te aceptes tal cual, no te debe importar la negatividad con la que otra persona te quiera atacar.

¿Cuál ha sido la situación más violenta que has vivido en el mundo de la moda?

El momento en el que no encajaba en agencias y en castings por el simple hecho de no reunir las medidas correctas. Lo que ellos llaman la medida "estándar". Este momento lo recuerdo como un momento violento y además frustrante, ya que mi sueño de querer ser modelo por momentos lo vi imposible, pero nunca me di por vencida.

¿Y el momento más enriquecedor de tu carrera?

Sin duda alguna haber logrado llegar hasta donde estoy hoy en el mundo de la moda y sobre todo, el poder ayudar a muchas chicas a superar sus miedos e inseguridades.

¿Qué has aprendido de todo este momento y que mensaje optimista sacarías ?

He aprendido que todo tiene un sacrificio pero sobre todo, que hay que amarse tal y como somos y nunca dejar de perseguir nuestros sueños.

More from Elle: