Tu smartphone te produce arrugas

Ceño fruncido, patas de gallo, ojeras, bolsas, arrugas en el cuello... Descubre las principales consecuencias de estar todo el día "enganchada". Y por supuesto, sus soluciones.

Lo más popular

El 30% de las mujeres reconoce que se cuida menos por consultar su dispositivo móvil, 1 de cada 2 españolas lo primero que hace al despertarse es mirar el móvil, un 64% no lo apaga nunca y un 70% nunca sale sin él de casa. Estos son solo algunos de los datos del estudio "El impacto de la tecnología en la mujer", realizado por Havas Media para Nivea, que demuestran que las mujeres estamos más enganchadas de lo que creemos. Incluso hay algunos expertos que han comenzado a hablar del síndrome que sienten aquellas que no están conectadas en todo momento: se conoce como FOMO ('Fear of missing out'). De hecho, un 20% de mujeres reconoce que pasar un día sin móvil les genera nervios y estrés.

Publicidad

Respecto a las aplicaciones a las que nos conectamos con mayor frecuencia están: el e-mail, las redes sociales y la mensajería instantánea, siendo esta última la aplicación a la que más recurrimos, casi 18 veces al día de media, seguida por las redes sociales (10 veces) y el e-mail (7 veces). La red social que se lleva la palma es Facebook. Más del 75% de las mujeres nos conectamos cada hora, una media de casi 7 veces al día, y preferiblemente por la noche.

Lo más popular

La buena noticia es que las mujeres son cada vez más conscientes de su excesiva conexión a la red, y la gran mayoría (el 85%) reconoce que el móvil disminuye su atención en todos los sentidos… Incluso admiten que están abandonando actividades cotidianas para atender al móvil. El 53% dice leer menos, un 44% ha dejado de charlar, un 33% deja de hacer labores domésticas y el 30% se cuida menos por consultar su dispositivo móvil.

Precisamente, la propuesta de Nivea, #MeMoment, pretende que pensemos en el tiempo que podríamos dedicarnos a nosotras mismas si desconectásemos un momento al día. Y propone cuidarse y volver a reconectar con nuestra piel y nuestros sentidos utilizando su nueva gama de Aceites en Loción con una textura increíble y fragancias que ayudan a escapar de la rutina (de Flor de Cerezo, Jojoba, Almendras, Argán o Macadamia, 5, 99 €).

Ceño fruncido: El hecho de estar mirando constantemente información y fotografías en pantallas móviles diminutas –por más grandes que quieran hacerlas- hace que inconscientemente frunzamos el ceño. "Se soluciona pinchando Botox en los músculos que contraemos la fruncir el ceño –hasta 4- con la idea de relajarlos durante 4 ó 6 meses, no de paralizarlos. Si aún así siguen marcándose arruguitas verticales se complementa rellenándolas con ácido hialurónico de baja densidad cuyos resultados duran de 9 a 12 meses", describe la médico estético Petra Vega . Precio: Botox, desde 150 €. Ácido Hialurónico, desde 100 €.

Patas de gallo: Otra de las consecuencias de estar fijando constantemente la vista en las pantallas móviles es que nos salen arrugas alrededor de los ojos, conocidas vulgarmente como patas de gallo. "Se combinan los pinchazos de Botox en el músculo orbicular para relajarlo con la infiltración de ácido hialurónico de baja densidad para rellenar las arruguitas verticales que todavía se marcan", describe la doctora Vega. Se puede combinar con Point Lift que es un simple pinchazo de ácido hialurónico de alta densidad que se realiza en la sien con una cánula. "Levanta la cola de la ceja, quita el aire de tristeza y la languidez al rostro y los resultados duran un año", según el cirujano plástico Ángel Martín. Precio: Botox, desde 150 €. Ácido Hialurónico, desde 100 €. Point Lift, desde 300 €.

Ojeras: Son una de las problemáticas estéticas faciales que afecta y preocupa a mayor número de personas, incluso, desde muy jóvenes, ya que son las más propensas a "engancharse" a los móviles y lucir aspecto de cansancio y "mala cara" permanente. "La MesoCarboxiterapia Despigmentante Perio-Ocular Anti-Ojeras consiste en combinar una mesoterapia a base de péptidos, vitamina C, arbutina y extracto de regaliz que reduce la hiperpigmentación existente y previene la futura, con micro-infiltraciones de dióxido de carbono, un gas que mejora la microcirculación, oxigenación celular y elasticidad de la piel", describe la médico estético Mar Mira. Se recomiendan de 6 a 10 sesiones de carboxiterapia y de 2 a 4 de mesoterapia. Precio: desde 520 €.

Arrugas en el cuello: El cuello es una zona con una piel muy sensible que envejece peor que la del resto del cuerpo. Las arrugas aquí se producen a consecuencia del vicio continuo de agachar la cabeza para mirar la tablet. Es muy común que aparezcan pliegues en horizontal o arrugas conocidas como "collares de venus". "Para un completo rejuvenecimiento del cuello, se combina la emisión de radiofrecuencia Intracel en la zona, que se aplica mediante unas microagujas de oro que penetran entre 0,5 y 2 mm de profundidad, para producir un calentamiento controlado en la dermis y la producir nuevo colágeno –equivalente a más firmeza-. Junto con la inyección de Restylane, un potente rellenador dérmico de arrugas compuesto de ácido hialurónico". Se recomiendan 3 sesiones. Precio: 700 €. Dónde: Moisés Ameselem.

More from Elle: