8 consejos para llegar a tu destino con buena cara

Las horas de espera en el aeropuerto, las del vuelo, las esperas entre punto y punto… resultado al final del día= una cara que no es la nuestra. Skyscanner nos ha dado 8 trucos beauty infalibles para aterrizar con un look memorable. Toma nota.

Lo más popular

1. Un buen descanso es sinónimo de belleza

Sé absolutamente egoísta y si eres de las que pueden con facilidad, concédete el don de dormir durante el vuelo. En primer lugar, advierte a la azafata que no deseas que te interrumpan el sueño bajo ningún concepto y solicita a tus vecinos si pueden dejarte la ventanilla para que no te molesten si desean ir al aseo. Si esto funciona ya tienes el 50% conseguido, si no, siempre puedes proveerte de dos complementos indispensables: el antifaz, la manta, una buena almohada y un buen vino. Verás cómo te cambia el rostro tras unas horas de sueño profundo.

Publicidad

2. Buena hidratación

Es común que durante el vuelo se produzca cierta deshidratación que acaba afectando al aspecto de la piel. Por ello es importante que en los días previos al vuelo bebas agua o zumos en abundancia (el de pepino es perfecto) y durante el vuelo, no dudes en pedir agua al personal de asistencia.

De la misma manera llévate cacao para los labios y aplícate crema corporal antes de emprender el vuelo. De esta forma tu piel se mantendrá esponjosa y se resentirá menos ante el microclima que se genera en aviones y aeropuertos.

Lo más popular

3. El kit de maquillaje perfecto

Da igual si eres presumida o no, si al llegar al aeropuerto te espera una reunión de negocios o si quieres que tus suegros vean lo bien que te sientan unas vacaciones: el cofre de maquillaje es un must. Los hay de bolsillo y muy prácticos. Lo esencial es que tengan colorete, lápiz de ojos y brillo para los labios. Si incluyes un pequeño corrector y un hidratante todoterreno, triunfas. Tampoco es cuestión de complicarse la vida, ¡tres minutos y lista para lo que venga!

4. El milagro de las toallitas desmaquilladoras

Las toallitas desmaquilladoras serán tus aliadas durante el viaje. No sólo te servirán para dejar tu faz perfecta antes de retocarte, sino que te ayudarán a refrescar cara y manos durante el trayecto, y aunque nadie lo diga en voz alta, son muy efectivas a la hora de limpiar las axilas antes de ponerse el desodorante.

5. ¿Y el pelo?

Jess Glynne o Katy Perry las lucieron con glamour y ahora todas ensayamos en el espejo para que nos queden perfectas: hablamos de las dos trenzas de raíz que últimamente invaden las fotos de Instagram. Una opción perfecta para recoger tu pelo después de un largo vuelo. Y durante el viaje, lo mejor es recurrir a la coleta, aplicando si quieres un poco de serum en las puntas. Nuestro último consejo es que utilices un cepillo de cerdas naturales o madera para no tener que luchar contra la electricidad estática.

6. Las siempre recurridas gafas de sol

Las gafas de sol son una declaración de estilo con el que acabar de rematar ese estupendo look que has elegido para viajar. Por otra parte, ayudan a proteger los ojos y además si durante el vuelo no has podido dormir ni un solo momento, te ayudarán a esconder esas ojeras que apagan el rostro.

7. Los pasillos son para pasear

Si no consigues dormir seguido durante todo el vuelo, aprovecha los momentos de vigilia y date un paseo por el pasillo hasta la cabina. Esto ayudará a la circulación evitando que la sensación de pesadez en las piernas.

8. Alimentación saludable

Durante tus horas de vuelo y esperas, descarta ser intrépido con los menús que escojas. No es el momento de probar nuevas comidas. De hecho los alimentos no reaccionan igual bajo la presión y pueden provocar hinchazón. Pon en tu número uno de la lista de alimentos la fibra y evita las grasas, carnes y quesos. Piensa que solo son unas horas: una vez en tierra, ya podrás degustar cualquier plato que te apetezca.

More from Elle: