12 brochas de maquillaje que quizás no sabías cómo usar

... y que marcan la diferencia en el resultado final.

Tras descubrir cómo se usan estas brochas y pinceles, verás la diferencia en tu maquillaje. Hasta el delineado más difícil y las sombras más espectaculares parecen más sencillas cuando sabes con qué pincel o brocha hacerlos. Aquí tienes el manual definitivo y los tips de la maquilladora Silvia Pellisa, directora de formación de NYX España, para usarlas.

Publicidad

1 Brocha para contornear

Es plana y compacta y es ideal para marcar los contornos de la cara con polvo o crema.

¿Cómo? Marca ligeramente las zonas a oscurecer y difumina después en pequeños círculos y de dentro hacia fuera.

Cuidados: Lava con agua y jabón tras cada uso para evitar bacterias y exceso de producto en la siguiente aplicación. 

Publicidad

2 Brocha para blush

Es pequeña, compacta pero suave y terminada en forma redondeada.

¿Cómo? Sonríe y aplica una pequeña cantidad de blush en las mejillas. Difumina después barriendo ligeramente con la brocha de dentro hacia afuera, sin extender a otras zonas.

Cuidados: Es importante lavarla tras cada uso para que, si en la siguiente aplicación se usa otro tono, no se mezclen los colores. 

Publicidad

3 Brocha para polvos

Esta brocha de fibras ultra-suaves y forma cónica permite que el polvo se deslice por todo el rostro de forma uniforme.

¿Cómo? Perfecta para fijar el maquillaje, aplicándolo en toquecitos y deslizándola después.

+PLUS! Úsala para retirar polvos translúcidos si haces baking.

Publicidad

4 Brocha para primer y corrector

Es pequeña, cuadrada y ligera. Perfecta para un buen maquillaje de ojos en el que se aplican 'primer' o corrector para fijar bien el pigmento posterior.

¿Cómo? Aplica primer de ojos o corrector y difumina en movimientos de barrido por todo el párpado. A continuación, aplica una sombra en el mismo tono de la piel o polvos translúcidos para fijar el producto.

Publicidad

5 Brocha para corregir, difuminar y perfeccionar

Extra suave, ligeramente compacta y de forma alargada y redondeada al final.

¿Cómo? Con pequeñas cantidades de corrector para un acabado natural pero también para productos en crema, acabados metálicos e incluso, para productos en polvo como el iluminador.

+PLUS! Úsala para perfeccionar el acabado de la base.  

Publicidad

6 Brocha para aplicar color en el párpado

Es de tamaño pequeño y compacto. Termina en forma redondeada.

¿Cómo? Es perfecta para depositar el polvo de las sombras en el párpado. Aplica hasta lograr el tono deseado en intensidad y después, difumina con la brocha para difuminar.

 +PLUS! Es genial para añadir más profundidad a través del color en las zonas más pequeñas del párpado, como los extremos. 

Publicidad

7 Brocha para sombras

Pequeña, compacta pero muy suave y terminada en forma cuadrada.

¿Cómo? Aplica el color y difumina después barriendo ligeramente. Para un difuminado más amplio, utiliza una brocha más ligera.

+PLUS! Es ideal para añadir intensidad y profundidad a través del color.

Publicidad

8 Brocha para difuminar

Es alargada, ligera y terminada en forma redonda.

¿Cómo? Una vez aplicado el color, difumina en pequeños movimientos circulares cerrados en la zona en la que quieras que el tono se extienda.

+PLUS! Es perfecta para difuminar y fundir las sombras y los productos glitter en los ojos cut-crease.

Publicidad

9 Brocha para iluminador

Además de las clásicas brochas en forma de abanico, también tienes esta de forma cónica y alargada.

¿Cómo? Deposita polvo y difumina en pequeños círculos en las zonas que quieras iluminar.

+PLUS! Con ella podrás trabajar texturas en crema y polvo y también es perfecta para difuminar los extremos de la sombra de ojos o limpiar el exterior.  

Publicidad

10 Brocha para el lagrimal

Da un toque de brillo en el lagrimal y arco inferior de la ceja con esta brocha mini y compacta. Su precisión es tal que los brillos sólo se depositan donde tú quieras.

+PLUS! Quita siempre el exceso dando unos toquecitos en la base. 

More from Elle: