La ley del exceso

La nueva fragancia de Jean Paul Gaultier revoluciona las reglas de la perfumería.

¿Sus armas? Un frasco irreverente, notas ultramodernas y un 'spot' muy 'hot'.

Publicidad

1 La inspiración

Considerado el corazón de París más festivo e inflamable y célebre por sus carteles con luces de neón y la cantidad de cabarés que salpican sus calles, el Barrio de Pigalle, cerca del a colina de Montmartre, es el punto de partida de 'Scandal', la nueva aventura olfativa de Jean Paul Gaultier. 

Publicidad

2 Las notas

La miel funciona como el eje principal del perfume. «La dulzura de este ingrediente tan goloso prolonga su efecto luminoso», destaca la 'nariz' Daphné Bugey. Para contrarrestar su gusto acaramelado, la acompañan acordes de naranja sanguina, toques de pachulí y apuntes de pétalos de gardenia.

Publicidad

3 Scandal

Perfume femenino 'chipre' floral (99,50 €).

Publicidad

4 La musa

La modelo húngara Vanessa Axente es la protagonista del irreverente 'spot' de 'Scandal'. En él, se ve a la maniquí salir al amanecer de una alocada fi esta organizada en un club parisino. Se monta en el coche y, como si estuviese inmersa en un juego de seducción, empieza a desvestirse. El vehículo se adentra en el solemne Palacio del Elíseo: cuando se abre la puerta, aparece la 'top', que ha mutado en la primera ministra francesa. 'Oh là là'.

Publicidad

5 El frasco

Después de dos décadas embotellando aromas en torsos desnudos, Jean Paul Gaultier ha decidido imprimirles un giro a sus fragancias. Por eso, ha convertido el tapón de su nuevo perfume en unas piernas, cuya sensual postura recuerda a las de las bailarinas de los cabarés.

More from Elle: