Trucos para aplicar bien la base de maquillaje cuando hace (mucho) frío

Aplicar la base de maquillaje en invierno y que quede bien es todo un arte que se sustenta sobre la hidratación. Para conseguirlo, sigue estos pasos.

Sequedad, falta de hidratación, de brillo, descamación, manchas o parches gratos en forma de brotes. El frío, el viento, las condiciones invernales y el choque directo con las corrientes de aire caliente de las calefacciones crea una ciclogénesis explosiva, también en tu cara. Todos esos obstáculos dificultan la forma en que te aplicas la base de maquillaje, ya que en un esfuerzo por disimular todo eso, a menudo lo único que se logra es que se acentúe y seque aún más.

Para lograr que tu base de maquillaje quede bien en los días más fríos y que el resultado sea un look 'glow' que luche contra todas las inclemencias climatológicas, apunta:

Publicidad

Hidrata a fondo tu cara justo después de salir de la ducha

Es el momento en el que los poros están más abiertos y cuanto la hidratante actuará más en profundidad. Algo que facilitará después el maquillaje, ya que la textura estará más unificada y menos seca. Por cierto, no te olvides de elegir tu hidratante con factor de protección. 

'Physical Sunscreen', de Medik8. Protector solar con SPF30 (68,50 €). Con una fórmula mate de rápida absorción que incluye el uso de nanopartículas y tecnologías anti-polución y anti-glicación (AGE), que ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. 

Publicidad

Mezcla la base con unas gotas de hidratante

El truco estrella para maquillarse en invierno. Si necesitas mucha hidratación, que tu hidratante sea de base oleica. Si necesitas aportar ligereza a la base y hacerla más acuosa, opta por hidratantes más ligeras.

'Triple Protection Factor de EA Pro', de Elizabeth Arden (88,50 €). Anti-edad y protectora con SPF50 y DNA Enxyme Complex, un complejo de antioxidantes con proteínas que protege la piel de los rayos solares. 

Publicidad

El tónico, imprescindible

Aplícalo justo antes de poner la base.

'Green Apple Brightening Essence', de Juice Beauty (55 €). Fórmula entre tónico y sérum que suaviza, afina y equilibra el cutis para dejarlo más luminoso y suave. 

Publicidad

Aplica la cantidad justa de base en las zonas que necesites

De lo que se trata es de unificar el tono, así que presta atención a las zonas en las que la piel lo necesita. Por ejemplo, si en tu nariz el tono está unificado y a la vez está seca y deshidratada, no apliques base en esta zona. Para controlar la cantidad, pon la base antes sobre la mano y ve aplicándola en ligeros toques en aquellas zonas que la necesitan.

'Skin long-wear weightless foundation', de Bobbi Brown (30 €), disponible en 30 tonos con cobertura mate multidimensional natural, fácil de mezclar, suave y transpirable. 

Publicidad

Extiéndela con una brocha suave

Porque si no tienes controlada la presión que realizas con los dedos, la brocha tratará con cuidado a tu piel y la extenderá de forma uniforme.

Brocha de maquillaje de Sensai

Publicidad

Mézclala con aceite facial

Otro de los trucos infalibles para añadir hidratación a la base antes de aplicarla. Mézclala bien previamente sobre la mano y después, pon la mezcla en la piel.

'Calm Rosehip Oil', de APoEM (25 €). Aceite de rosa mosqueta. Bastan un par de gotas en su aplicación.

Publicidad

Usa primer

O un bálsamo hidratante formulado con pigmentos luminosos que conviertan tu base mate y apagada en el producto ideal para un rostro brillante y saludable… nos quedamos con este, 'Extra Illuminating Moisture Balm', de Usa primer, un bálsamo iluminador hidratante con perlas reflectantes que vitalizan y dan energía a la piel. Disponible en tres tonos -rosado, perlado y dorado- (70 €). 

Publicidad

Extiende tu base con una beauty blender

No olvides hacerlo estando con la esponja humedecida. Refrescará la piel al momento.

Beautyblender chill (19,95 €). 

Publicidad

No abuses de los polvos sueltos

Porque lo único que conseguirás será secar aún más la piel. Recuerda no usarlos en las zonas con arrugas. Puedes usarlos de forma ligera para dar un aspecto nacarado.

Polvos translúcidos de Lola Make Up.

Publicidad

La limpieza, lo más importante

Y es que cuanto mejor aplicada esté esta rutina, mejores resultados obtendrás en el maquillaje. Utiliza soluciones emolientes para retirar el maquillaje y después, limpia con leches limpiadoras o agua micelar, tonifica la piel e hidrátala con sérum y aceite facial. Cuanto mejor construida esté la base, mejor resultado obtendrás en tu día a día.

Limpiadora diaria en gel de Crea.m.

More from Elle: