¿Preparada para el reto?

Este próximo domingo llega la hora de la verdad para Eva. Después de ocho semanas de duro entrenamiento toca poner a prueba en Barcelona lo aprendido junto a las atletas Tamara Sanfabio y Concha Montaner. A nuestra protagonista le esperan en Barcelona los diez kilómetros de la emblemática carrera Jean Bouin.

Lo más popular

El día que la conocimos, nos contó que se había apuntado a nuestro reto made of sport porque “ese rato en el que estoy corriendo es mi momento. Es sólo para mí. Cuerpo y mente se juntan, la satisfacción que genera correr después de una larga jornada de trabajo hace que tu autoestima suba, te sientes más feliz y eso se nota". Por eso, antes de que llegue el “día D”, queremos saber cómo se siente y qué le ha parecido esta experiencia.
¿Cómo te encuentras?
“Feliz, así de sencillo me resulta decirlo”.
¿Cuántos días estás entrenando y dónde?
Cuatro veces por semana y casi siempre en el Parque de El Retiro (Madrid) y algún día, en las tiradas largas, en la Casa de Campo (Madrid).
¿Qué es lo que más te ha costado?
“Al principio, cuando comencé a entrenar con Támara, lo que más me costaba eran las cuestas, sobre todo, la del Ángel Caído en el parque de El Retiro. Me ponía de mal humor que me costase tanto subir. Ahora, con Tamara, he descubierto que lo peor son los cambios de ritmo. Es algo totalmente nuevo para mí, como lo son las series y los ejercicios de técnica de carrera, como el skipping”.
¿Estás motivada?
“Motivada es poco, todos los días me acuerdo del reto de la Jean Bouin. Es una ilusión diaria que no se me va de la cabeza. Me gustaría hacer una buena marca. Además, me siento muy mimada por todo el equipo de ELLE y ASICS. Sólo tengo palabras de agradecimiento”.
¿En qué has notado mejoría?
“¡En todo! Ir a correr está tomando otro sentido para mí. Tengo autocontrol de mi cuerpo. Por ejemplo, si quiero aumentar o disminuir mi ritmo, soy capaz de hacerlo. Algo tan sencillo como la respiración antes era una odisea, porque casi siempre iba hiperventilando o agobiada, con los típicos dolores de flato. Ahora, puedo decir que he aprendido a respirar. ¡Hasta puedo cantar mientras corro!”.
¿Te ha gustado la experiencia?
“¡Si me ha tocado la lotería!”.
¿Repetirías?
“Sí, al 100 %. ¡No quiero que termine el reto. ¡Me quedo con ganas de más!”.
Una lección aprendida…
“He reafirmado algunas cosas, como ser positiva mentalmente. Eso me lo recuerda mucho Támara. Además, es aplicable a todo”.
Un consejo para las que preparan una carrera de 10 kilómetros
“Uno Fácil: ser consciente de tu ritmo, pero sobre todo, disfrutar. Levantar los ojos del asfalto y mirar a la gente con la que estás corriendo, sus caras, los gestos, la sonrisa que te devuelven o ese guiño de ánimo. Eso es lo mejor”.
Palabra de runner.

Publicidad