Tratamientos faciales a los 30

A partir de los 30 años, deben intensificarse los tratamientos preventivos, ya que la piel se vuelve menos elástica, flexible e hidratada y la regeneración cutánea se ralentiza. En consecuencia comienzan a aparecer las primeras líneas de expresión.

Lo más popular

Cuidados cosméticos
El primero paso es intensificar al máximo la higiene: limpiadora y tónico, mañana y noche. Ten en cuenta que, aunque habitualmente no uses maquillaje, la contaminación ambiental y los rayos UV agreden y ensucian tu piel. Para pieles grasas o con problemas de acné, los jabones son útiles y las lociones astringentes para reducir la producción de grasa y oleosidad. Pero, si tienes la piel seca o sensible elige texturas en leche o loción, y el tónico sin alcohol. Es importante acertar a la hora de elegir las cremas. De día, es bueno elegir cremas con antioxidantes –vitaminas C y E-, para evitar las manchas en la piel, luchar contra los radicales libres y los efectos nocivos de los rayos UV. También los cosméticos que contienen ácido hialurónico porque procuran una hidratación profunda, que hacen que la piel se inunde de agua y atrape la humedad. Y de noche, las cremas con retinoides ayudan a prevenir y revertir el fotoenvejecimiento. Una cosa más: el contorno de ojos ahora es fundamental, tanto de día como de noche, porque la piel de éstos es cuatro veces más fina que la del resto de la cara.

Publicidad

Cuidados estéticos
Botox: Con este tratamiento podemos relajar ciertos músculos faciales que provocan arrugas dinámicas como las del entrecejo y las patas de gallo, que se empiezan a acentuar a partir de esta edad. “Es útil a nivel de prevención, ya que evitamos que se conviertan en arrugas profundas”, según la médico estético Mar Mira (www.clinicamiracueto.com). Sesiones: una y un retoque a los quince días. Precio: desde 395 €.

Lo más popular

Ácido Hialurónico: “Algunas arrugas no se quitan simplemente con Botox sino que hay que rellenarlas con Ácido Hialurónico para hidratarlas y corregir el volumen perdido”, advierte la médico estético Sofía Cueto. Se realiza la sesión y un retoque al mes, ya que es el tiempo que tarda el Hialurónico en captar la hidratación correcta. En una persona joven con una sesión al año es suficiente. Precio: desde 375 €.

Peelings: “Los peelings pueden ayudar en arrugas incipientes, ya que una renovación celular nos aportaría una piel más lisa y suave sobre todo en personas con una piel gruesa y apagada”, continúa la Dra. Mira. Se realizan en sesiones mensuales para darle tiempo a la piel a que se regenere, se necesitan 2 ó 3 sesiones para lograr un buen resultado. Precio: desde 120 €.

Rellenos: Para la recuperación de los volúmenes perdidos se utilizan dos materiales de relleno reabsorbibles y biocompatibles, como el Ácido Hialuronico y la Hidroxiapatita Cálcica. El Hialurónico aporta hidratación y la Hidroxiapatica mejora mucho la flaccidez. En pacientes jóvenes con una sesión al año y un retoque al mes es suficiente. Precio: desde 375 €.

Vitaminas: “Para lograr una hidratación profunda de la piel del rostro uno de los mejores tratamientos es la Mesoterapia en la dermis a base de vitaminas y micronutrientes para reparar y regenerar la piel. También aportamos Ácido Hialurónico no reticulado, que no genera volumen, solamente hidrata”, cuenta la Dra. Cueto. En general se necesitan 2 sesiones iniciales cada 15 días y luego un mantenimiento cada 2 ó 3 meses. Precio: desde 210 €.

Manchas: la cosmética despigmentante y los peelings mejoran la coloración de la piel y “la Luz Pulsada Intensa (IPL) es un excelente tratamiento que, aparte de eliminar las manchas, produce un efecto de fotorrejuvenecimiento que deja la piel más luminosa”, según la Dra. Mira. Se pueden necesitar una, dos o hasta tres sesiones separadas por un mes. Importante: tras el verano es importante una revisión para ver qué mantenimiento necesitamos. Precio: desde 275 €.