Tratamientos de cuerpo a los 30

A partir de los 30 la tripa, los mulos y el culo empiezan a no pasar la ITV. Sufren los primeros signos de flaccidez –que no descolgamiento-, acumulación de grasa, celulitis y piel de naranja. No todo está perdido. Sigue leyendo.

Lo más popular

Un abdomen abultado se debe, además de a los embarazos y a los cambios bruscos de peso, a la acumulación localizada de grasa, y a la falta de tono muscular. La piel pierde firmeza y “se pliega” formando los famosos michelines. Ten en cuenta que las mujeres sufrimos una inflamación mensual y retención líquida con cada menstruación, lo que a la larga se traduce en grasa y flaccidez, que no solo afecta al abdomen, sino también a la espalda y los flancos laterales. Los muslos sufren el sobrepeso a los 35 años, sobre todo si hay tendencia constitucional, además de celulitis y flaccidez que se agudiza por los malos hábitos higiénicos –tabaco, estimulantes, azúcares, baja ingesta de líquidos-, la vida sedentaria, las oscilaciones bruscas de peso y los embarazos. Además, pueden aparecer estrías y acúmulos grasos en rodillas y tercio superior interno, mala circulación y flaccidez. Y el trasero empieza a no pasar la ITV, toca reafirmar, elevar y remodelar culo. También merece una mención especial el pecho que carece de músculo, está protegido por un ligero tejido de piel y suspendido de la base del cuello. Su firmeza depende de la tonicidad del tejido cutáneo que se extiende desde la base del pecho hasta la barbilla; es lo que Clarins denomina “el sujetador natural”. Si no se cuida, se relaja y pierde firmeza. El problema se agrava con el propio peso, las malas posturas y los cambios fisiológicos –embarazo, lactancia, menstruación, dietas-.

Publicidad

Soluciones estéticas
“Para eliminar la celulitis hay dos técnicas que son muy efectivas: la Mesoterapia y la Carboxiterapia”, asegura la Dra. Mira (Madrid, tel. 915 62 67 13).
- Mesoterapia: se infiltran microinyecciones en la zona de diferentes sustancias drenantes, lipolíticas y/o tonificantes. Requiere pautas semanales y por lo menos realizar 10 sesiones. “Es muy recomendable acompañarlas de drenajes linfáticos manuales que ayudan a drenar la linfa y a evitar la retención de líquidos, que es una de las principales causas de la celulitis”, aconseja la experta. Precios: DLM, 60€/sesión y 650€/bono de 12 sesiones. Mesoterapia: 65€/sesión y 550 €/bono de 10 sesiones.
- Carboxiterapia: se infiltra un gas altamente tensor y lipolítico, que además aumenta la microcirculación local aportando los micronutrientes necesarios para la producción de colágeno –fundamental para garantizar la firmeza cutánea-. “Se puede hacer una o dos veces a la semana durante al menos 10 sesiones y luego pasar a un mantenimiento cada 15 días o 1 mes”, recomienda la Dra. Mira. Precio: 65€/sesión y 550 €/bono de 10 sesiones.
“Para eliminar la flaccidez la Radiofrecuencia y la infiltración de sustancias tensoras –ácido poliláctico e hidroxiapatita cálcica- son técnicas que funcionan muy bien en brazos, cara interna de muslo y glúteos”, asegura la médico estético.
- Radiofrecuencia Accent: combina dos tipos de energía; unipolar y bipolar. Las ondas trabajan tanto sobre la grasa profunda como sobre el tejido celular subcutáneo. De manera que no solo libera la grasa de sus adipocitos –células de grasa-, sino que también estimula la formación de colágeno nuevo y tensa la piel. La grasa liberada debe ser quemada con ejercicio, por eso se completa la sesión con 10 minutos de plataforma vibracional, tipo Proellixe o Galileo. “Se indican habitualmente entre 4 y 6 sesiones y ya que el colágeno tarda 40 días aproximadamente en producirse es la pauta más idónea para producir un estímulo constante del mismo”, asegura la doctora. Precio: 210€/sesión y 1.140 €/bono de 6 sesiones.
- Infiltración de ácido poliláctivo y/o hidroxiapatita cálcica: “dos sustancias muy tensores, que aplicadas en la zona de mayor flaccidez producen un gran estimulo tensor que se potencia muchas veces al intercalar radiofrecuencia entre sesiones”, asegura la Dra. Mira. Se pueden necesitar 2 ó 3, a razón de una al mes. Precio: dese 495€/sesión.

Lo más popular

Ayuda cosmética
Existen cuatro familias de ingredientes que hacen que un cosmético corporal sea realmente efectivo. Qué no te falten en tu rutina diaria –de una a dos veces al día-. Estimulantes: Cafeína, L-carnitina, teína, cacao y guaraná. Provocan la metabolización de las grasas, haciendo reaccionar a las lipasas –enzimas que las destruyen dentro del adipocito-. Inhibidores: Extracto de Castaño de Indias y Fitoesteroles de soja. Evitan que se acumule en los adipocitos más grasa de la que necesitamos. Reestructurantes: El extracto de Centella Asiática elimina las fibras de colágeno que rodean las células grasas que se han vuelto rígidas por la retención de líquidos –las grandes culpables de la piel de naranja, hoyuelos y depresiones-. Y Drenantes: Alcachofa, algas, hiedra, piña, ruscus y gingko biloba, que mejoran la circulación linfática.