Radiofrecuencia: manual de uso

No invasiva, con efectos inmediatos, segura… Para lucir una piel 10, ya no es necesario someterse al bisturí. Despejamos todas tus dudas sobre la radiofrecuencia.

Lo más popular

¿Qué es?
La Radiofrecuencia es un tratamiento estético no invasivo que consigue, en la piel del paciente, un rejuvenecimiento facial, combatiendo la flacidez cutánea y mejorando la calidad y la textura de la piel de una manera natural y progresiva.
Funciona a través de una aparatología que emite ondas en forma de radio que, en contacto con la dermis del paciente, generan calor gracias a un principio físico llamado diatermia. Lo que se consigue con ello es estimular el colágeno de las capas profundas de la piel.

Publicidad

¿Cómo se realiza?
Con una pieza de mano que se pasa de manera uniforme por toda la piel del paciente. Es un tratamiento indoloro y, gracias al masaje y al calor que se produce en la piel, el paciente experimenta una sensación agradable y relajante. Además, esta técnica no requiere ninguna recuperación posterior y tras su aplicación la incorporación a la vida normal es inmediata.

Beneficios
Desde la primera sesión, se observa una piel más compacta y luminosa. Las arrugas se difuminan y se produce una regeneración de los  tejidos. El óvalo facial queda redefinido y las bolsas y arrugas, atenuadas. Además del efecto 'antiage', la secreción sebácea de la piel también se regula, con lo que es una buena opción para pieles grasas o acneicas.

Lo más popular

¿Dónde se aplica?
Además de a nivel facial (en cara, cuello, escote) la radiofrecuencia también puede utilizarse en las manos y a nivel corporal (brazos, pecho, abdomen…) En este caso, permite obtener beneficios como la reducción de la flacidez, el drenaje linfático, reanimación y estimulación de la circulación sanguínea.

¿Para quién?
El tratamiento está indicado para todo tipo de pacientes de cualquier edad. Dependiendo de ésta, se obtendrán unos u otros beneficios: por ejemplo, las pieles jóvenes pueden mejorar sus problemas de acné, mientras que las más maduras pueden prevenir el envejecimiento o reparar sus signos.

¿Tiene alguna contraindicación?
Existen grupos de riesgo que, por precaución no deberían someterse a un tratamiento de radiofrecuencia:
-    Personas portadoras de marcapasos y arritmias cardiacas graves
-    Personas con neoplasias (cáncer) activo
-    Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia
-    Personas con epilepsia
-    Personas portadoras de prótesis metálicas en la zona a tratar
-    Personas con lesiones en la piel (quemaduras, heridas, puntos…), en estos casos sólo hay que esperar a que la piel esté en perfecto estado

¿Cuántas sesiones hacen falta?
Para que el paciente obtenga un resultado óptimo del tratamiento debe realizarse una sesión al mes durante 15 meses y así conseguir que los resultados obtenidos perduren otros 15 meses más sin que el paciente se haga nada.

¿Cuánto cuesta?
El precio oscila en función de las necesidades específicas de cada paciente.

¿Dónde?
A través del teléfono de contacto de Schmidt Pharma, te derivarán a tu centro más cercano: 900 101 195