¡Acaba con la celulitis!

La celulitis es una de las principales batallas 'beauty' con la que la mayoría de las mujeres lidia en algún momento de su vida o en gran parte de ella, independientemente de su peso. Existen varias opciones que logran reducirla visiblemente. Y tú, ¿crees que estás haciendo todo lo posible para deshacerte de ella? Te orientamos para que le digas adiós para siempre.

Lo más popular

1. Analízate: Cada caso y cada nivel de cúmulos adiposos es diferente. Primero, debes saber cuál es el origen de tu celulitis, ya que si su causa es genética, no serán suficientes todos los remedios que puedas poner para mejorar tu estilo de vida y deberás optar por otras soluciones como técnicas invasivas o tratamientos que no lo sean, más rápidos y caros, enfocados a ese objetivo.

2. Muerte al enemigo: Termina con los malos hábitos que, entre todos sus perjuicios, fomentan la aparición de celulitis. Algunos de ellos son: no beber suficiente agua (lo que conlleva una retención de líquidos), consumir cafeína y nicotina, dormir menos de ocho horas al día, llevar ropa muy apretada o tacones demasiado altos, un estilo de vida sedentario, falta de ejercicio, padecer estrés y consumir alcohol.

Publicidad

3. Dieta equilibrada: Es necesaria para mantenerse sano y alimentar a las células como se merecen. Un plan de alimentación con exceso de grasas y azúcares no ayuda a mantener la piel lisa y firme, sino todo lo contrario. Así que cómelas pero con un límite.

4. Lleva su tiempo: No seas impaciente, algunas mujeres necesitan más tiempo y dedicación para combatirla, así que persevera. Los resultados no son rápidos.

Lo más popular

5. Un buen anticelulítico: Es un arma poderosa cuyo uso, junto a las demás, puede ganar la batalla poco a poco. Es importante que utilices uno que funcione y de calidad.

6. Usa tus recursos con inteligencia: No sirve de nada usar un anticelulítico si no se aplica bien. Cada uno tiene su modo de uso, pero todos coinciden en algún tipo de masaje para su absorción y la constancia. Sin el cumplimiento de estos dos factores, de poco servirá el producto. 

7. ¡Muévete!: Existen algunos ejercicios óptimos anti-piel de naranja como: caminar con regularidad, correr, hacer bicicleta, natación o elíptica.

8. Cuidado con el calzado: Los tacones dificultan la circulación de las piernas y las sandalias de tiras evitan que los pies drenen cuando se hinchan.

9. Ducha anticelulítica: ¡Y sin salir de casa! Consiste en alternar chorros de agua caliente y agua fría, cuanto mayor sea el contraste de temperatura, mucho mejor. Favorece la circulación.

10. Que sea un ritual: 'La constancia es la clave del éxito', y en este caso también lo es. Incluye todas las pautas en tu rutina de belleza, al fin y al cabo es un momento de mimo contigo misma. Disfruta de cuidarte, de comer sano, de dormir, de verte como quieres y de sentirte bien contigo. Merecen mucho la pena los resultados a largo plazo.