La cronoalimentación

La cronoalimentación sustenta la teoría de que el horario en el que ingerimos los alimentos condiciona nuestro peso. Es decir, los alimentos pueden engordar o no dependiendo de la hora a la que los comamos. Te contamos qué comer y a qué hora para no coger ni un kilo de más.

Lo más popular

¿En qué consiste?

“La secreción de nuestras hormonas y neutrotransmisores e incluso ácidos digestivos tienen una producción cronológica, es decir se segregan en determinados horarios, ante determinados estímulos”, según cuenta la cirujana plástica Mª José Barba Martínez (www.docotorabarba.com). Por eso, esta dieta intenta modificar tu comportamiento frente a las comidas. Te permite comer de todo hasta completar un total de 1.500 calorías. Eso sí, teniendo en cuenta los horarios de tus células, el valor nutricional de los alimentos y su almacenabilidad.

Publicidad

Así, por la mañana consumes alimentos energéticos; hidratos de carbono y grasas. Y por la noche te programas en el modus economía y comes proteínas -pescado o legumbre-. Debes hacer cuatro comidas diarias -desayuno, comida, merienda y cena-, teniendo en cuenta que el 70-80% de la ración alimentaria diaria debes ingerirla en la primera mitad del día –desayuno y comida-. La explicación: “el sistema simpático –que regula la producción de adrenalina y noradrenalina-, regula la fase de eliminación de adipocitos –grasas-, y es más activo en las primeras horas de la mañana, sobre todo si además haces ejercicio físico”, según la Dra. Barba. No debes saltarte ninguna comida para evitar devorar en la comida siguiente, no picar, cocinar con la mínima grasa posible, y no puedes tomar otros alimentos que los indicados para cada día por tu médico –siempre debes hacer esta dieta bajo supervisión médica-. Prohibidas todas las bebidas con alcohol, gas o azúcar, aunque puedes tomar hasta dos Coca-Colas Light o Nestea Light al día, el agua sin gas y de dos a tres litros diarios, el café natural y con sacarina, y las infusiones que quieras –té, manzanilla, poleo, etc-, como mucho con sacarina.

Lo más popular

Suplementos

Debes acompañar esta dieta de la práctica de ejercicio físico, teniendo en cuenta las horas en las que más te conviene realizarlo; antes del desayuno, entre las 7-8 de la mañana, antes de la comida, entre las 13-14 horas, y al final de la tarde antes de una cena ligera, entre las 18-19 horas. Tipo de ejercicio: moderado y de una duración de entre 30 y 45 minutos. También te interesa recibir masajes de drenaje linfático antes de acostarte –sobre todo en las piernas-, porque mejoran la combustión de las grasas, la circulación sanguínea y el drenaje nocturno de la celulitis.

¿Para quién está indicada?

Más que una dieta es una reeducación alimentaria que te permite perder peso puntualmente y mantener los resultados. Se puede adoptar desde los 16 años, y sobre todo si tienes el colesterol malo alto o problemas digestivos –flatulencia-. “Siempre bajo supervisión médica”, advierte la experta.

Resultados

Puedes llegar a perder de kilo y medio a dos kilos la primera semana de dieta. Después, la pérdida se mantiene entre los 800 g. y el kilo. Además, el ritmo de tu organismo se equilibra, funciona mejor, las digestiones son más ligeras y concilias el sueño con facilidad.

Mantenimiento

Consigues mantener los resultados haciendo un poco más de ejercicio de lo habitual para que el organismo compense los excesos, y estando tres días de la semana a dieta y el resto haciendo una alimentación normal, evitando siempre los excesos, sobre todo por la noche –alcohol y dulces-.

Consejos: Si eres una persona diabética necesitas que el médico adapte este plan a tus circunstancias personales. Nunca te saltes una comida, sobre todo la del mediodía, porque sobrecargas el organismo por la noche, acumularás más grasas y te será difícil conciliar el sueño.

Precio: Desde 50 €/consulta.

¿Dónde? Dra. Mª José Barba Martínez (Madrid, tel. 915 56 80 79. Zaragoza, tel. 976 21 36 66).