Cómo lograr que tu pelo sobreviva al verano

Además de todos los 'souvenirs' y las experiencias, el verano también nos deja otro tipo de 'recuerdo': el pelo estropeado. Te proponemos que este año luches contra los efectos del sol, el cloro y la sal para que tu melena salga airosa de la temporada estival.

Lucir melena antes, durante y después del verano es difícil, aunque no imposible: debes extremar los cuidados al máximo y darle a tu cabello una dosis extra de mimos. Toma nota:

Filtro solar, también en el pelo
Al igual que proteges el rostro y el cuerpo de los efectos del sol, también debes hacerlo en el cabello. La fibra capilar también sufre una degradación ante la exposición solar, que se traduce en una melena opaca, cambios en el color y sequedad. ¿La solución? Protección ante todo. Lleva un sombrero o pañuelo cuando vayas a tomar el sol o utiliza un spray con SPF especial para el cabello.

Publicidad

Deshazte de la sal y el cloro
Tras un baño en el mar, es importante retirar toda la sal y la arena del cabello. De lo contrario, los pequeños cristales de sal podrían actuar a modo de lupa sobre tu melena y magnificar los efectos del sol. Para evitarlo, enjuágalo con agua dulce en una ducha o, si no tienes ninguna cerca, lleva contigo un 'spray' con agua para usar en cualquier momento.
También debes tener cuidado con el cuero cabelludo: si habitualmente llevas la raya muy marcada, protégela con 'spray' protector o peina el cabello hacia atrás para que no quede tan expuesta a los rayos. De lo contrario, podrás acabar quemando esa delicada piel.
Si tus baños son en la piscina, debes también aclarar el pelo lo antes posible para evitar que el cloro pueda afectarle. ¿Un truco? Mójate el pelo con agua dulce antes de sumergirte y así evitarás que absorba una cantidad excesiva de cloro.

Lo más popular

Cambia de fórmula
Es importante que varíes tu rutina de cuidados capilares para adaptarte a las condiciones del verano. Prescinde de los champús agresivos y utiliza fórmulas suaves (sin sulfatos, champú diario…) Utiliza mascarilla al menos una vez a la semana y hazte con un acondicionador sin aclarado que puedas vaporizar en el pelo y dejar actuar (mejor si prescindes del secador y dejas el cabello secar al aire).
Existen fórmulas 'aftersun' específicas para el cabello, aunque puedes recurrir simplemente a una mascarilla reparadora y dejarla actuar durante un mínimo de veinte minutos.