8 ideas para comenzar a amar tu cuerpo

'Operación Bikini', 'Plan Detox', 'La dieta definitiva'… Estamos en plena época de dietas y cuentas atrás para estar lista para el verano. Pero esta vez no queremos hablarte del último método para lucir cuerpo en bikini, sino de por qué deberías rebajar tus expectativas, sentirte a gusto en tu propia piel y amar tu cuerpo (tal y como es) por encima de todas las cosas.

Lo más popular

1. Sólo tienes uno
'Si os dijésemos que existe alguien que os acompañará durante toda vuestra vida, que nunca os abandonará y que, además, tiene el poder de haceros sentir mejor con vosotros mismos y de haceros disfrutar con más calidad de todo lo que os rodea (familia, amigos)… ¿no pensaríais que debéis cuidar de ese “alguien” con mucho esmero?' nos cuentan los doctores Núria Monfulleda y Carles Miralles, creadores de la plataforma Loveyourself. 'Pues bien, ese alguien existe y es nuestro cuerpo'. Puede gustarte más o menos, pero tu cuerpo estará contigo toda la vida. Está en tu mano que esta relación sea satisfactoria o turbulenta.

Publicidad

2. Stop comparación
'Compararse con otros no quema calorías', nos dicen desde Loveyourself. 'Todos somos diferentes y no existe una definición de cuerpo perfecto. La inmensa mayoría de nosotros no vivimos de nuestro físico. Los modelos dedican las 24h del día a cuidarse porque les pagan para ello (es su trabajo). Además, no confundáis el hecho de estar delgado con el de estar sano, estos dos conceptos no siempre van de la mano'.

Lo más popular

3. Escoge los modelos adecuados
A todos nos gustan las modelos de Victoria's Secret. Pero a la hora de escoger tus ídolos, ve más allá. La vida pública está llena de mujeres que, sin tener el físico más espectacular del mundo, son fuertes, innovadoras, referentes en sus respectivos campos… Lena Dunham es una escritora y directora de éxito, laureada… y todo ello, sin haber cumplido aún los treinta. ¿Es eso menos importante que el hecho de que, para algunos, su peso no esté dentro de la media? La aspirante a Miss America Mekayla Diehl generó todo un movimiento de apoyo tras mostrar su cuerpo, considerado 'normal', durante el concurso. 'Trabajo duro y hago ejercicio para lograrlo, así que no puedo estar más orgullosa', fueron sus palabras.

4. Tu vida no será diferente aunque tu cuerpo sea diferente
¿Realmente crees que tu vida sería significativamente distinta si tuvieras otro cuerpo? Tus amigos y familia serían probablemente los mismos, tus intereses y motivaciones también. No, ganar o perder dos kilos no solucionará tu vida.

5. No te peses
¿Quieres tener una relación sana con tu cuerpo? No te peses. Así de sencillo. 'El peso que nos marca la báscula no es un buen indicador de salud', nos dicen los creadores de Loveyourself. 'Lo que debe importarte es tu composición corporal (qué porcentaje de tu cuerpo es músculo y qué porcentaje es grasa). Existen unos rangos de porcentaje de grasa corporal saludables (diferentes para hombres y mujeres) y deberías intentar mantenerte dentro de ellos'.

6. Dale a tu cuerpo el respeto que se merece

Tu cuerpo se merece que lo cuides. 'Te permitirá aumentar tu calidad de vida, tener una mejor vejez, diminuye el riesgo de padecer ciertas enfermedades y te ayudará a sentirte mejor', cuentan Monfulleda y Miralles. Es fundamental hacer ejercicio: busca una motivación para hacerlo y pronto observarás resultados. Es imposible odiar tu cuerpo si estás trabajando duro para mejorarlo. Aliméntate bien, haz cinco comidas al día, reduce el consumo de azúcar y apuesta por los alimentos poco procesados. Y huye de la comida basura: 'De la misma manera que no pondrías gasolina de mala calidad y de dudosa procedencia a tu coche… ¿por qué dar comida con esas características a tu cuerpo?', preguntan los expertos.

7. Busca el equilibrio

Llevar un vida sana es fundamental, pero también concederse un capricho de vez en cuando. El compartir el tiempo y una cena con amigos también forma parte de la calidad de vida. No te culpes por comer un trozo de tarta en un cumpleaños: una o dos comidas 'prohibidas' a la semana no solo no van a afectar a tu dieta, sino que te ayudarán a sobrellevarla mejor. Saber que tu cuerpo te permite estas pequeñas 'trampas' de vez en cuando te hará verlo con mejores ojos. 

8. Tu cuerpo es asombroso

Tu cuerpo es una máquina perfecta. Está compuesto de más de 600 músculos y 200 huesos. Los impulsos nerviosos viajan a una velocidad de más de 300 kilómetros por hora y, si todos sus capilares se pusieran en fila, tendrían una longitud de más de 60.000 kilómetros. ¿No te parece lo suficientemente perfecto?