'Tips' para cuidar la piel en verano

El verano es una época clave para tu piel: lo mismo puedes conseguir y lucir un bronceado maravilloso que, con los excesos solares, deshidratarte, quemarte y provocar daños irreparables en la dermis. Nunca está de más recordar una serie de consejos básicos para que no nos llevemos un disgusto.

Lo más popular

Nos encanta pasar horas bajo el sol que tanto hemos echado de menos el resto del año. Ya sea en la playa, en la piscina o en la montaña; a veces sin darnos cuenta y otras exponiéndonos conscientemente, el sol es el principal reclamo de un verano que puede ser maravilloso o bien, desastroso para la piel.

Estos consejos te ayudarán a cuidar la dermis y a acabar la estación sin disgustos. ¿Te los sabes todos o hay alguno que incumples sistemáticamente? ¡Repásalos!

Publicidad

-Protégete adecuadamente de los efectos nocivos del sol. Además de los fotoprotectores, usa gafas de sol, sombreros, gorras y ropa adecuada. Evita la exposición solar en las horas centrales del día. Y extrema los cuidados durante las primeras exposiciones al aire libre, ya sea en la playa o en el campo. No te olvides de proteger cuidadosamente el escote, el cuello y las manos.

-Si practicas deportes náuticos, renueva frecuentemente el fotoprotector e intenta evitar las horas de máxima insolación.

Lo más popular

-La AEDV no aconseja tomar sesiones de rayos UVA para ponerse moreno y recomienda mejor el uso de cremas autobronceadoras.

-El cuerpo pierde más agua cuando hace calor. Hidrata tu piel por dentro: bebe más agua y zumos de frutas naturales. Aprovecha estos meses para disfrutar de mayor variedad de frutas, hortalizas y verduras: son ricos en antioxidantes y nos ayudan en la prevención del envejecimiento.

-Hidrata tu piel adecuadamente, utiliza cremas hidratantes en el rostro y en el resto del cuerpo. Puedes mejorar los resultados si aplicas en la cara un sérum con antioxidantes antes de la hidratante. No olvides las cremas regeneradoras por la noche, aunque en algunos casos deberás aumentar las precauciones frente a la exposición solar, sobre todo, si usas ácido retinoico.

-Si te planteas mejorar tu aspecto o eliminar algunos de los efectos de la edad, también puedes hacerlo en esta época del año. No existe contraindicación para realizar tratamientos con toxina botulínica o rellenos dérmicos. Sin embargo, si tu piel presenta manchas que han aparecido con el paso de los años, no es el mejor momento para empezar tratamientos.

-Los tratamientos con 'peelings', luz intensa pulsada (IPL) o láseres se posponen para después del verano si se realizan en áreas del cuerpo que pueden recibir la radiación solar porque, por culpa del sol, existe más riesgo de una hiperpigmentación tras estos tratamientos.

-Acude a tu dermatólogo si has descubierto alguna lesión pigmentada nueva en tu piel que te resulte sospechosa.

Artículo elaborado con información de la Asociación Española de Dermatología y Venereología.