Adiós, tatuajes

Hasta no hace mucho, un tatuaje era para toda la vida... Hoy, existen técnicas que permiten hacerlos desaparecer para siempre. Te lo contamos todo sobre ellas.

Lo más popular

La actriz Melanie Griffith ha sido el último ejemplo de 'arrepentimiento post-tatuaje': el corazón que lucía en su brazo con el nombre 'Antonio' en su interior ha dejado de tener sentido tras su separación del actor Antonio Banderas. Por ello, ya circulan fotografías en las que puede verse a la actriz salir de una clínica de eliminación de tatuajes.

Y es que, por suerte para algunos, los 'tatoos' ya no son algo permanente. Te lo contamos todo sobre las técnicas que prometen hacerlos desaparecer:

Publicidad

¿Cómo?
'Debe hacerse siempre bajo control médico y empleando el láser Q-Switched, que es el indicado para ello', afirma  el doctor Donís Muñoz, autor de la”Guía Práctica para la Eliminación de Tatuajes con Láser Q-Switched” y miembro de la AEDV. Desconfía de aquellos métodos alternativos al láser: 'Recientemente ha surgido un nuevo sistema basado en una pistola de micropigmentación con la que se introduce en el interior del tatuaje un compuesto a base de ácido láctico, que provoca una fuerte reacción inflamatoria de rechazo y la salida de la tinta a través de la piel. En mi opinión personal, esta técnica no está exenta de provocar cicatrices y no aporta ninguna ventaja sobre el tratamiento convencional con láser', cuenta el experto.

Lo más popular

¿Cuántas sesiones?
'Generalmente, para eliminar un tatuaje son necesarias entre 4 y 8 sesiones, aunque dependerá de varios factores', explican desde Tatualia. Éstos factores son variados. El doctor Muñoz destaca los más comunes: 'Que el tatuaje sea amateur o profesional, la localización, el tamaño, su antigüedad, el color de la piel o ser fumador. Un estudio reciente apunta que los fumadores precisan mayor número de sesiones para eliminar sus tatuajes'.
El color de la tinta también es un factor decisivo: el color negro es el más seguro, mientras que los tonos claros como amarillo son más difíciles de eliminar. Y también el tipo de tinta empleada: 'Según los componentes de la tinta, el tatuaje se fragmenta mejor y es más rápida su eliminación', aseguran desde la Clínica Tufet.

¿Desaparecerá del todo?
Sí, con restricciones: centros como Tatualia aseguran una efectividad del 85-90%. 'El tanto por ciento restante no es perceptible a simple vista', afirman. Desde Tufet añaden que 'siempre es posible que permanezca algún punto de tinta residual. También puede quedar una marca hipopigmentada en algún punto, como si fuese una pequeña cicatriz de acné o una pequeña estría de la piel'.

¿Cuánto cuesta?
'El precio de una sesión de láser para un tatuaje de tamaño medio puede oscilar entre 200 y 400 € , en función de la densidad o grosor y del número de disparos que precise para cubrir la totalidad del mismo', cuenta el doctor Muñoz.

¿Dónde?
Tatualia (www.tatualia.com) En Madrid, Barcelona, Málaga y Bilbao.
IML (Instituto Médico Láser www.iml.es)  Paseo General Martínez Campos, 33, Madrid.
Clínica Tufet (www.clinicatufet.com) Passeig Sant Joan, 123, Barcelona.

"

10 REGLAS A LA HORA DE HACERSE UN TATUAJE

La AEDV (Asociación Española de Dermatología y Venereología), nos ofrece un decálogo práctico que tener en cuenta antes de decorar nuestra piel:
 
1º  Medita serenamente la decisión de realizarte un tatuaje, así como el diseño.

2º  Debes hacértelo siempre en un estudio debidamente homologado por las autoridades sanitarias.

3º  Asegúrate de que el profesional esté artísticamente capacitado.

4º  Exige siempre tintas homologadas en España, o al menos en Europa.

5º  Toma con el móvil una foto del frasco de la tinta empleada y guárdala por tiempo indefinido, asegurándote de que figure la marca del fabricante, el nº de registro sanitario, el lote, etc.

6º  El color rojo es el que puede llegar a crear más problemas de intolerancia, tanto a corto como a largo plazo.

7º  Contrariamente, el color negro es el más seguro.

8º  Por si en un futuro deseas quitártelo, los tatuajes de color negro y rojo son los más fáciles de borrar, mientras que el color amarillo, el azul claro y el blanco son los más difíciles.

9º  El método más eficaz y seguro para eliminarlo es el láser Q-Switched, pero no todos los equipos son tecnológicamente iguales y por lo tanto, su eficacia no es la misma.

10º  Los médicos en general y los dermatólogos en particular, son los profesionales más cualificados para eliminar los tatuajes con garantías técnicas y sanitarias.

"