Maquillaje 'must-summer'

¿Qué estilo es el más conveniente para el sol y la playa? ¿Qué básicos meto en la maleta? ¿Cuáles son las tendencias 'summer'? No te preocupes, sigue este decálogo 'beauty' para conseguir un maquillaje de verano perfecto.

Lo más popular

1. Be natural: la realidad es que en verano estamos y nos sentimos más guapas. Sale el sol, los días son más largos y nuestro estado de ánimo es otro. Los baños en el agua del mar y dejar el pelo secar al aire, entre otras cosas, hacen que estemos en contacto con la naturaleza más que de costumbre. Es por ello que un maquillaje recargado y un pelo demasiado trabajado rompen el encanto y la gracia de ese aire de naturalidad. Más que nunca 'menos es más'. Maquíllate lo justo y necesario, no necesitarás más.

Publicidad

2. Busca un 'plus': el sol conlleva que aumentes la protección y la hidratación en la piel. Si decides renovar cosméticos en esta época, elígelos con ingredientes hidratantes como la manteca de karité, la rosa mosqueta, el extracto de aguacate... y con algo de SPF. Pero, cuidado: no sustituyas tus tratamientos hidratantes y reparadores ni tu crema de protección solar por el factor protector de los cosméticos. 

Lo más popular

3. Resiste al agua y al sudor: con las altas temperaturas el maquillaje suele irse a pique fácilmente. No recomendamos ir maquillada a la playa o a la piscina, pero si tienes algún evento que implique mojarse, echa mano de la cosmética waterproof o convierte tus propios cosméticos en resistentes al agua con el producto indicado para ello.

4. Polvos bronceadores, tu básico: la mejor idea para un maquillaje de verano y la más concordante con la época es enfatizar los rayos de sol en nuestra piel de manera sutil. Unos buenos polvos bronceadores aplicados con medida te aportarán ese tono dorado y bronceado tan favorecedor.

5. ¡Fuera sombra!: por comodidad y siguiendo la línea de la 'frescura veraniega', los ojos marcados con sombras oscuras o ahumados no son los que más favorecen para completar un maquillaje de verano. Es más conveniente utilizar una buena máscara que realce tus pestañas.

6. Labios de fresa: sabor de amor... Los tonos corales, fresas, fucsias resaltarán tu bronceado y el blanco de tus dientes. Si puedes elegir una textura hidratante, tipo bálsamo, mucho mejor. Vuelven a llevarse los acabados brillantes y jugosos.

7. Maquillaje ligero con SPF o BB: las texturas ligeras con protección solar como los fondos de maquillaje de corta duración, las BB creams o las CC te aportarán todo lo que necesitas para perfeccionar tu piel. No optes por las bases de larga duración, cubren demasiado y puedes caer en el efecto 'careta'. Además, nuestro rostro suele adoptar uno o varios tonos más oscuros al que solemos tener en invierno. Elige muy bien el color de cobertura, es fácil equivocarse.

8. ¡Ilumina!: si decides lucir tu piel al natural sin base, desvía la luz a las zonas que quieras destacar con un buen iluminador. Como con los polvos bronceadores: no apliques demasiado producto.

9. Uñas al agua: el azul cielo, los turquesas, el verde agua... las gamas de azul y verde son tendencia en color de uñas este verano.

10. Acabado brillante: si quieres que la laca de uñas te dure más de un asalto al agua, aplica doble capa de brillo encima del color que hayas elegido. Aguantarán el doble.