Sistema ABE, 'fitness' para torpes

El método ABE es nuevo sistema para practicar ejercicio físico, que permite reducir grasa corporal y mejorar nuestro fondo y nuestra salud cardiovascular sin “morir en el intento”, escuchando la música que más te gusta y sin coreografías. Te lo contamos todo sobre él.

Lo más popular

¿Qué es?

Las plataformas de disipación de aire se componen de un área de un metro de diámetro y 20 cm de altura que descansa sobre un elastómero que contiene aire a presión atmosférica y que, a través de unos orificios, permite la entrada y salida de aire, lo que evita rebotes y amortigua el impacto de las articulaciones. Este nuevo sistema para practicar ejercicio físico, a través de plataformas de disipación de aire -sistema ABE-, permite una respuesta cardíaca y un trabajo muscular mayores que sobre el suelo con un esfuerzo similar, según un estudio realizado por la Universidad Alfonso X el Sabio, el Instituto Nacional de Educación Física (INEF) y la Clínica Sportsalud de Madrid. “Hemos comprobado que la intensidad del ejercicio medida a través de la frecuencia cardíaca es un 3,8% mayor sobre la plataforma que sobre el suelo, con una percepción del esfuerzo similar en ambas situaciones”, indica José Luis Maté, profesor de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la Universidad Alfonso X el Sabio. Además, las concentraciones de lactato, compuesto relacionado con el trabajo muscular y la intensidad del ejercicio, “fueron más elevadas en la sesión registrada sobre la plataforma que sobre suelo”, añade.

Publicidad

Con fundamento

El sistema ABE se lleva practicando hace 10 años en Argentina, con grandes resultados en la salud cardiovascular -demostrados por la Universidad Caece (Centro de Altos Estudios en Ciencias Exactas) y otros trabajos médicos-. En España se ha adaptado incorporando una rutina de ejercicios aeróbicos acompasados de música, tras un análisis previo con médicos del deporte y profesores de Educación Física. Además, incluye una evaluación médica previa. Antes de iniciarse en el sistema ABE es necesaria una valoración de la salud y la condición física, que se puede complementar con un asesoramiento nutricional.

Lo más popular

¿Para quién?

La investigación, publicada en el último número de la revista Apunts Medicina de L’Esport, ha comprobado como el sistema puede resultar “útil para personas que no están habituadas a hacer deporte, sedentarias o con sobrepeso u obesidad”, asegura el profesor Maté. Y es que el sistema ABE “permite una reducción de la grasa corporal y mejora la capacidad funcional sin tener una fatiga excesiva”, asegura Alberto Sacristán, coautor del estudio y director médico del sistema (ABE). Esta menor percepción del esfuerzo puede deberse a una disipación de los impactos, lo que reduce el riesgo de lesión osteo-mio-articular, afirma el doctor Sacristán. En definitiva, la sensación de cansancio es menor y permite realizar ejercicio durante más tiempo sin agotarse.

¿Dónde?

Está incorporando a la oferta de clases colectivas de muchos gimnasios y centros deportivos de toda España. www.sistemaabe.es.