¿A dónde van los kilos que perdemos?

Dicen que la materia ni se crea ni se destruye, sólo se transforma… Si es así, ¿en qué se convierten los kilos de más cuando nos deshacemos de ellos? Unos científicos acaban de dar con la clave.

Durante años, muchos hemos creído que los kilos de más se liberaban en forma de calor y energía. Sin embargo, un nuevo estudio realizado por la universidad australiana UNSW acaba de desvelar una nueva posibilidad: el peso perdido desaparece a través de la respiración y el sudor.

Este estudio, del que se ha hecho eco ELLE Australia, señala que hasta la fecha hemos estado equivocados: 'Hay mucha confusión acerca del proceso metabólico de pérdida de peso', dice el profesor Andrew Brown, jefe de la UNSW School of Biotechnology and Biomolecular Sciences. 'La respuesta correcta es que gran parte de la masa es exhalada en forma de dióxido de carbono', añade Ruben Meerman, director de la investigación. 'Nada de esto es obvio para las personas porque el dióxido de carbono es invisible', recuerda.

Publicidad

¿Y el resto? 'Si sigues los átomos presentes en 10 kilogramos de grasa mientras son 'perdidos', 8.4 de ellos son espirados por los pulmones. Los restantes 1,6 kilos se transforman en agua, que es excretada en forma de orina, heces, sudor, lágrimas u otros fluídos', señalan los autores del informe.

Eso sí, los autores recuerdan que respirar o llorar más no te hará perder más peso: 'La respuesta a esa pregunta es no. Respirar más de lo normal sólo conduce a la hiperventilación, que deriva en mareos y pérdida de consciencia'.

De: Elle Australia