Oxigenoterapia

La oxigenoterapia hasta ahora se utilizaba en medicina aeroespacial -astronautas y pilotos de reactores-, y en medicina deportiva, sobre todo en deportistas de élite, para conseguir una rápida recuperación tras una lesión muscular. De hecho, ha sido Cristiano Ronaldo quien la ha puesto de moda, ya que ha formado parte del plan de recuperación de su maltrecha rodilla. Y es que, parece ser el mejor sistema para reducir inflamaciones, molestias musculares y contracturas. Y a nivel estético tiene un increíble potencial como activador de la regeneración cutánea.

Lo más popular

Cámara hiperbárica
¿En qué consiste? Se trata de permanecer en un ambiente presurizado y cerrado herméticamente, dónde se permanece tumbado, con ropa de algodón, y respirando oxígeno 100% puro, y a una presión dos o tres veces superior al del aire de la atmósfera. Es una especie de inmersión en oxígeno puro, controlada en todo momento por un médico. Y ayuda a que la sangre transporte más oxígeno a los órganos y tejidos del cuerpo. Para conseguir un efecto máximo rejuvenecedor, se suele combinar con la infiltración de plasma sanguíneo rico en factores de crecimiento –el tratamiento se conoce como Plasma Hiperbárico-. Tras reposar durante 30 minutos en la cámara –para aumentar 20 veces más la cantidad de oxígeno en sangre- te extraen unos 20 cc de sangre, la centrifugan y obtienen un plasma rico en factores de crecimiento, que se infiltra con agujas muy finas en cara, cuello y dorso de las manos.
¿Para qué? Es una técnica revitalizante, rejuvenecedora, anticelulítica, que aumenta la producción de anti-radicales libres y colágeno y elastina nuevos por parte de los fibroblatos –sustancias fundamentales para la firmeza y elasticidad cutáneas-, ayuda en la formación de nuevos vasos sanguíneos, acelera la cicatrización y recuperación postoperatoria, tiene propiedades detoxificantes, y trata lesiones, inflamaciones, insuficiencia venosa, estrés, cansancio y fatiga.
Sesiones: Cámara Hiperbárica, entre 5 y 8 sesiones. Plasma Hiperbárico, de 1 a 2 sesiones.  
Precio: Cámara Hiperbárica, desde 120 €. Plasma Hiperbárico, desde 500 €.
¿Dónde?: Clínicas S&O (Madrid, Lanzarote, www.clinicasyo.es).

Publicidad

Oxigénesis Facial
¿En qué consiste? Se trata de aplicar oxígeno a presión –sin agujas- con un 99% de pureza en la cara y en la proporción que cada uno necesita –entre un 30 y un 50%-. Y se combina con un cóctel de activos reconstructores y reequilibrantes, mascarilla calmante y serum. Previo al tratamiento, se suele realizar un diagnóstico de piel exhaustivo –Inner Wellness-, para evaluar las necesidades de la piel y la dosis adecuada de oxígeno, y un peeling para limpiar la piel, eliminar células muertas y garantizar la óptima penetración del óxígeno y los activos seleccionados.
¿Para qué? “El oxígeno en altas concentraciones -oxígeno puro, que no aire purificado- es uno de los más eficaces ‘reeducadores’ celulares que existen: aporta la energía necesaria para que las células pasen de un estado pasivo a uno activo y vuelvan a trabajar a pleno rendimiento, ejerciendo correctamente sus funciones de autoregeneración, y produciendo colágeno y elastina nuevos de forma natural”, asegura la esteticista Gema Cabañero. Aporta luminosidad y jugosidad inmediatas, atenúa las ojeras y bolsas, la cuperosis, las manchas, las marcas de acné, las líneas de expresión, las arrugas superficiales y las arañas vasculares. También reduce el tamaño de los poros –pieles mixtas o grasas- y tiene efecto calmante y descongestivo en pieles sensibles y reactivas.
Sesiones: Tratamiento flash, 1 sesión. Tratamiento de regeneración intensiva, 6 sesiones, una semanal el primer mes, y luego una cada 15 días, el segundo.
Precio: 85 €/sesión flash para un efecto inmediato buena cara. O 559 €/6 sesiones como programa de regeneración intensiva.
¿Dónde? Gema Cabañero (www.gemacabanero.com).