Pecho asimétrico: la solución

El pecho es una de las partes del cuerpo de la mujer a la que más importancia estética le damos. La asimetría en él es muy frecuente. Ponemos la solución a esos casos que se consideran severos.

Lo más popular

“Cuando la desproporción se hace evidente repercute en la autoestima de quien la sufre. De hecho, es muy frecuente que este tipo de paciente renuncie a quitarse el sujetador en la intimidad, a lucir bikinis e incluso a llevar escotes. Recuerdo un caso de una chica que llevaba con su marido 20 años y nunca se había quitado el sujetador en su presencia”, asegura el doctor Rubén García-Guilarte.

Publicidad

El 95% de las mujeres posee pechos asimétricos, en un 15% esta desigualdad es severa, lo que en ocasiones da lugar a una sensación de malestar psicológico y disconformidad respecto a la imagen física. 

¿Por qué ocurre?

Los orígenes son varios, puede ser una cuestión genética o un descolgamiento de una de las mamas por la edad y del paso del tiempo.

¿Qué puede hacerse al respecto?

Al no ser una cuestión solamente de volumen, sino también de forma, la intervención se compondrá de una remodelación de la mama a través de una mastopexia con colocación de implantes para ajustar el volumen (lo ideal es que sean del mismo tipo, pero depende del caso). La posibilidad de infiltrar grasa del propio cuerpo sólo se baraja en los casos donde la asimetría es mínima.

Lo más popular

¿Y si en un futuro sigue aumentando la desproporción?

Para ello el cirujano tiene que hacer una evaluación anatómica en profundidad así como un estudio tridimensional. Así se preverá cómo evolucionarán esas mamas con el paso del tiempo.

¿La intervención?

Es una operación que dura unas tres horas con anestesia general y un ingreso hospitalario de veinticuatro horas. A los tres meses pueden ir observándose los resultados en un 75% y las cicatrices dependerán del tipo de mastopexia.

A los cuatro días la paciente podrá hacer vida normal sin coger peso en dos semanas. Es normal sentir agujetas y sensación de tensión en la zona los primeros días. 

¿Precio?

Dependerá del caso, pero oscila entre los 6.500 y 9.500 euros.

Más información en www.drguilarte.com.