Seis posturas de yoga para dormir mejor

Aunque el típico 'savasana' es suficiente para adormecerme durante las clases de yoga, aún me cuesta utilizar este poder de meditación cuando de verdad estoy tratando de dormir. ¿La buena noticia? Hay una gran variedad de posturas de yoga que pueden ayudar a relajar cuerpo y mente antes de meternos en la cama.

Lo más popular

Para encontrar una rutina de yoga compatible con el sueño, hemos hablado con la experta Rachel Braten, más conocida como @Yoga_girl por su exitosa cuenta de Instagram, que acumula más de un millón de seguidores en la red social. Ahora, Rachel ha escrito un libro y está en pleno 'tour' de promoción a través de clases magistrales, talleres, firmas de libros... En otras palabras, es toda una experta en el arte de desestresarse tras un día intenso.

Publicidad

LA RUTINA

Puedes reproducir el primer vídeo si quieres seguir la secuencia de yoga completa. Para aprender a hacer cada pose o practicar un ejercicio concreto, mira el resto.

 

Postura del niño lateral

 

1º- Comienza en la postura del niño con los brazos extendidos hacia adelante. Deja que tu frente descanse sobre el suelo y respira profundamente a través de la nariz.

2º- Lleva tus manos despacio hacia uno de los lados de la esterilla, estirando el costado. Presiona la palma de la mano firmemente contra el suelo y presiona el coxis contra los talones.

Lo más popular

3º- Haz unas cuantas respiraciones, después vuelve hacia el centro y cambia de lado.

Gato-vaca

1º- Empieza en la posición de la tabla, de rodillas con las manos apoyadas.

2º- Inhala mientras levantas el pecho, arqueando la espalda.

3º- Exhala mientras redondeas la columna, relajando la cabeza.

4º- Repite unas cuantas veces.

Estiramiento hacia adelante

 

1º- Comienza sentada con las piernas extendidas.

2º- Inhala para alargar tu columna vertebral. Exhala y dóblate lentamente hacia adelante.

3º- Haz unas cuantas respiraciones profundas mientras sientes que la parte trasera de tus piernas se estira. Suavemente regresa a la postura inicial.

Estiramiento hacia adelante con las piernas cruzadas

 

1º- Busca una postura cómoda con las piernas cruzadas

2º- Dóblate hacia adelante, llevando el pecho hacia el suelo.

3º- Regresa a la postura inicial, estira un poco las piernas y cruza la pierna contraria. Repite.

Giro de columna

 

1º- Descansa con el suelo en la espalda y eleva las rodillas hacia el pecho.

2º- Haz un giro, llevando las rodillas hacia el lado derecho hasta que la cadera quede levantada. Extiende el brazo izquierdo y suavemente gira la cabeza hacia ese lado.

3º- Haz unas cuantas respiraciones en esa posición y después vuelve al centro. A continuación, repite en el lado contrario.

Piernas contra la pared

 

1º- Lleva el borde la esterilla contra la pared y levanta las piernas con la espalda contra el suelo.

2º- Llévate una mano al corazón y otra al estómago. Relaja la parte baja de la espalda y el cuello.

3º- Mantente en la posición mientras te sientas cómoda. Es una posición sanadora para todo el cuerpo.

 

De: Elle