Seis 'beauty tips' caseros para este verano

Los tratamientos de belleza están muy cotizados por todas las mujeres, pero muchas se tienen que quedar con las ganas por el elevado coste que tienen algunos. Para conseguir los resultados deseados no hace falta ir al más prestigioso salón de belleza si no que puedes conseguirlo en el salón de tu casa (o en el baño, o donde quieras). Te presentamos los cinco 'tips' de belleza caseros imprescindibles para estar guapa este verano.

Lo más popular

1. Hidrata tu piel con miel
La miel es un ingrediente natural que nutre e hidrata la piel. Rescata tu piel seca con esta fórmula y disfruta de una sesión completa de relajación. Para dos aplicaciones vas a necesitar:
5 cucharadas de miel
2 cucharadas de aceite de rosas
2 tazas de aceite de almendras
Y el método es muy sencillo: pon todos los ingredientes en una botella mediana de vidrio y agita para mezclarlo. Después aplícalo como una crema normal.

Publicidad

2. Mascarilla de aguacate para hacer brillar tu pelo
¿Quieres presumir de una melena espectacular? Olvídate de los tratamientos carísimos y sobre todo evita las exposiciones prolongadas al sol, el estrés y el alcohol. Prueba los remedios del aguacate y luce pelazo en muy poco tiempo. Necesitarás:
1 aguacate (lo más maduro posible)
2 cucharadas de aceite de oliva o de coco
Gorro de ducha
Coge el aguacate y hazlo puré para después mezclarlo con el aceite (de oliva o de coco, a tu elección). A la hora de aplicarlo es preferible sobre el cabello húmedo, y cubre tu cabeza durante 20 o 30 minutos para después aclararlo con abundante agua. Se recomienda repetir el tratamiento una vez por semana, pero si tu pelo es graso ¡no se te ocurra utilizarlo!

Lo más popular

3. El té verde es tu aliado para la rosácea facial
Las manchas y rojeces faciales en pieles femeninas y masculinas son producidas por la inflamación de los vasos sanguíneos que origina esta enfermedad facial. Las propiedades del té verde consiguen atenuar estos síntomas tan visibles. Anota:
1 bolsita de té verde
1 vaso de agua mineral
1 disco de algodón
Para empezar, pon a hervir agua para hacer una infusión con el té verde y déjala en reposo durante 10 minutos para que pierda el calor. Enfríala en la nevera durante una hora aproximadamente, empapa el disco de algodón y colócalo en las zonas enrojecidas hasta que desaparezca. Para complementar el tratamiento no olvides beber una o dos tazas de té verde al día, que además tienen efectos beneficiosos para eliminar la celulitis y la retención de líquidos.

4. Haz desaparecer los puntos negros con avena y yogur
Los puntos negros aparecen con frecuencia en el rostro de muchas mujeres. Su eliminación puede resultar dolorosa y acabar con hinchazón en la zona en cuestión, pero con la mascarilla de avena esta tarea se vuelve menos complicada. Busca en casa:
Medio yogurt natural
1 cucharada de avena
Unas gotitas de limón
Mezcla todos los ingredientes formando una pasta y aplica el producto sobre el rostro limpio. Deja actuar la mascarilla durante 15 minutos y retírala con abundante agua fría, no te olvides de aplicar tu crema hidratante habitual y repite este proceso una vez a la semana hasta que los puntos negros hayan desaparecido.

5. Para la piel cansada: pepino y limón
Un buen remedio para disimular la piel cansada y devolver a tu piel la vitalidad que proporcionan 8 horas de sueño son las compresas a base de pepino y limón. Vas a necesitar:
1 pepino
1 limón
Prepara en un recipiente zumo de pepino y mételo al congelador durante al menos una hora. Añade un poco de zumo de limón y coloca el compuesto sobre el contorno de los ojos durante 15 minutos aproximadamente. Para retirarlo, enjuaga la cara con agua fría y aplica tu crema hidratante de siempre.

6. 'Sugaring'
Allá por el año 1900 lo persas encontraron un método natural para cuidar el pelo. Mezclaron azúcar, zumo de limón y agua y así nació el 'sugaring'. Se trata de un tratamiento natural, por tanto es la opción perfecta si tienes el cuero cabelludo. La elaboración del producto es muy sencilla
2 tazas de azucar
1/4 de una taza con zumo de limón
1/4 de una taza con agua mineral
Deberás mezclarlo todo en una sartén y poner el fuego a media intensidad. Cuando la mezcla empiece a hervir baja el fuego y retíralo. Déjalo enfriar hasta que esté a temperatura ambiente. Para su aplicación deberás extenderlo por el pelo en dirección opuesta a su crecimiento, y para retirarlo deberás hacer lo contrario, con agua tibia en la dirección de crecimiento del pelo.