Cosmética para embarazadas

Estar embarazada cambia tu vida... y también tu rutina de belleza. Te contamos qué debes modificar (y qué no) para adaptar tus hábitos a tus necesidades y las de tu bebé.

Lo más popular

Cambios físicos y hormonales, la necesidad de utilizar productos inocuos para el bebé... La rutina 'beauty' de las embarazadas debe seguir una serie de pautas para asegurar la seguridad y minimizar las consecuencias sobre la piel. Problemas como las estrías o las manchas pueden traerte de cabeza durante esta época de tu vida, pero no desesperes: te damos las claves para combatir los problemas más habituales.

Publicidad

Las temidas estrías

Las estrías afectan a más de la mitad de las mujeres durante el embarazo. El aumento brusco de hormonas como el cortisol y los estrógenos perturba el funcionamiento de los fibroblastos, esenciales para mantener la elasticidad de la piel. Por ello es tan importante mantener la piel lo más hidratada posible con cosméticos como crema ricas o aceites. Aplícalos dos veces al día con un masaje en las zonas más proclives (vientre, caderas, muslos y pecho) desde el primer mes de embarazo y hasta varios meses después del parto.

Lo más popular

'Aceite Prevención Estrías' (8,65 €), de Mustela.

Piernas pesadas

Es otro de los trastornos más comunes de la maternidad. El calor, el aumento de peso durante el embarazo y los cambios hormonales pueden afectar a la circulación y dar lugar a fatiga en las piernas. ¿Como evitarla? Camina un mínimo de media hora al día, aplica agua fría y aplica cremas específicas con un masaje ascendente, de la planta del pie a la parte superior de los muslos.

Manchas

Las manchas producidas por el embarazo reciben el nombre de cloasma y, generalmente, desaparecen tras la gestación. Para evitarlas, no olvides proteger el rostro con una crema con SPF50 cada vez que salgas a la calle. Lo más recomendable es que descartes cualquier tipo de tratamiento despigmentante hasta después del embarazo y la lactancia, ya que pueden contener ingredientes irritantes o nocivos para el feto.

Sensibilidad

Es posible que tengas que abandonar temporalmente algunos de tus productos habituales, ya sea por las sustancias que contienen o por que provoquen sensibilidad cutánea. Evita productos en cuya composición figure el retinol y los alfa-hidroxiácidos (pueden ser irritantes para la piel de la embarazada). También los anticelulíticos con cafeína (ésta puede penetrar en la piel y acabar llegando al bebé). Otros ingredientes desaconsejados: los ftalatos (actualmente se está investigando su posible toxicidad, aunque los niveles presentes en la mayoría de los cosméticos se considera segura).

Para evitar alergias, lo más recomendable son los cosméticos hipoalergénicos o especialmente formulados para el embarazo y la lactancia. También es recomendable elegirlos sin perfume (la sensibilidad olfativa aumenta con el embarazo).

'Bálsamo Hidratante Calmante' (10,35 €), de Mustela. Hipoalergénico y compatible con la lactancia.