Los riesgos del 'sunburn art'

Las redes sociales, en particular Instagram, Twitter y Facebook son un hervidero de tendencias. Esta vez, una de ellas suma todas las papeletas de lo inconsciente y quien la practique puede llegar a desarrollar un cáncer de piel en el futuro.

Lo más popular

El último fenómeno viral se llama sunburn art o “el arte” de los tatuajes solares. Se trata de colocarse unas plantillas de cartón en la piel –desde figuras abstractas hasta logotipos de superhéroes, marcas y cuadros famosos- y sobreexponerse al sol, sin protección en el cuerpo por supuesto, para conseguir un tatuaje blanco. También se consigue aplicándose únicamente el protector solar en la zona y forma en la que se  desea realizar el tatuaje.

Publicidad

Esta moda está causando furor entre los más jóvenes, sobre todo estadounidenses, que no dudan en compartir sus fotografías en las redes sociales bajo el hashtag #sunburnart. Pero, incluso en nuestro país, la marca de bebidas Malibú se ha visto obligada a retirar su página www.malibuylamarcadelverano.com en la que, precisamente, animaba a los jóvenes a subir sus fotos “tatuados” y así poder llegar a ganar un viaje a Malibú.

Lo más popular

Las reacciones entre la comunidad médica, sobre todo dermatólogos, no se han hecho esperar. La Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) ha emitido un comunicado en el que expone: Este tatuaje solar, generado a partir de un daño de las células mediante una quemadura solar, se produce mediante una cantidad e intensidad de radiación superior a la capacidad de la piel para generar sus mecanismos de defensa. Con ello, las células cutáneas se oxidan y se daña su material nuclear, lesión que permanece y que la piel recuerda a lo largo del tiempo. Y recuerda que: El cáncer de piel es actualmente el cáncer más frecuente en España y el que más crece cada año. Una de cada cinco personas desarrollará cáncer de piel  a lo largo de su vida. El melanoma, uno de los cánceres de piel más agresivo y que puede aparecer a cualquier edad, se considera actualmente una epidemia. Su incidencia aumenta un 10% anual, lo que supone que desde el 2010 el crecimiento ha sido de un 50%.

 

En efecto, apuntarse a esta absurda moda es dañar irreversiblemente la piel y poner seriamente en riesgo la salud. “Es comprar directamente todas las papeletas de la rifa para desarrollar una quemadura aguda de forma inmediata, y un daño celular y unas alteraciones en el ADN que incrementan exponencialmente el riesgo de desarrollar un cáncer de piel, tipo melanoma -el tumor más maligno que hay-, en cuestión de 5 ó 10 años”, advierte el dermatólogo Eduardo López Bran (IMEMA, tel. 913 59 77 07). Además, se pueden llegar a desarrollar alergias solares y fotoenvejecimiento prematuro –arrugas, manchas y pérdida de elasticidad-.

Síntomas para la preocupación: “Lo normal es que primero salgan manchas de color marrón oscuro o negruzco, con bordes irregulares, asimétricos, con una distribución irregular del pigmento, un círculo rojo alrededor, un crecimiento radial –a lo ancho-, y pueden picar”, detalla el dermatólogo.

Sé más lista, disfruta de los beneficios de una exposición responsable al sol y extrema las precauciones. “Hay que llevar gorro y gafas de sol, evitar la exposición en las horas centrales del día, de 12 a 16h, utilizar fotoprotector 50 ó 50+ al principio, e ir bajando hasta 30 a medida que nos ponemos morenos y se activa la melanina que nos protege del sol, y renovar la aplicación cada dos horas y siempre después de hacer deporte y sudar o bañarnos”, recuerda el Dr. Bran.