¿Se nos están yendo de las manos las ‘mujeres reales’?

Es uno de los grandes movimientos de nuestro siglo, de eso no hay duda, pero algo empieza a fallar en torno a la etiqueta ‘mujer real’… O eso creemos a raíz de sus últimas manifestaciones.

Lo más popular

Las campañas de la firma de lencería Aerie, las nuevas modelos de Sports Illustrated, la muñeca Barbie… Estos son sólo algunos ejemplos que demuestran que algo está cambiando. Lo ‘real’ es el motor de cambio del siglo XXI en cuanto a cánones de belleza. Pero…

Llegados a este punto, necesitamos añadir un ‘pero’. Y viene motivado por la nueva manifestación viral de la ‘mujer real’, ocurrida en la cuenta de Snapchat de una ‘celebrity’ y activista a favor de la positividad corporal: Demi Lovato.

Publicidad

“Mi cuerpo no es perfecto. No estoy en mi mejor momento ¡pero esta soy yo! Y me encanta”, añade Lovato a esta fotografía que colgó en su cuenta de Snapchat. Aplaudimos el mensaje positivo que Lovato, que ha contado en numerosas ocasiones su lucha contra los desórdenes alimenticios, ofrece. Pero, ¿debemos aplaudir que Demi esté fuera de forma? O mejor dicho, ¿está realmente fuera de forma? ¿Tiene algo de malo el cuerpo de Demi?

Lo más popular

“Para Hollywood, soy obesa. Estoy considerada una actriz gorda”: estas virales palabras que Jennifer Lawrence le contó a la revista ELLE USA en 2012 son un ejemplo de que algo falla. Y por si no quedase suficientemente claro, la actriz y guionista Mindy Kaling lo clavó durante una entrevista en televisión en 2014: “La gente suele decir: ‘Es genial que Mindy Kaling no se sienta obligada a comulgar con los ideales de belleza’, y yo pienso: ¡pero claro que comulgo! Y por cierto, yo corro y hago ejercicio. Es necesario un gran esfuerzo para parecer una persona normal”. ¿Es necesario cambiar los términos o mejor comenzar por variar el punto de vista?