Cuerpos postparto: el debate está servido

Hay dos tipos de mujeres: las que se recuperan rápidamente tras tener hijos y las que no. O eso parece, a tenor de las numerosas informaciones (de un lado y de otro) que alimentan cada día el que es uno de los debates de la temporada.

Lo más popular

"No hay nada de vergonzoso en ganar peso durante el embarazo (o en otro momento)": con estas palabras comienza el post en Instagram con el que Anne Hathaway ha avivado la controversia sobre las embarazadas y sus cuerpos tras dar a luz. "No hay que avergonzarse si perder el peso ganado te está costando más de lo que pensabas (...) Ni siquiera hay que hacerlo cuando finalmente rompes con todo y decides crear tus propios 'shorts' porque los del verano pasado son demasiado cortos para los muslos de este año".

Publicidad

Lo más popular

Lo más sorprendente de esta confesión es que la escuchamos de parte de alguien que generalmente se encuentra del otro lado de la polémica: una actriz de Hollywood. A diferencia de otras actrices y modelos como Malena Costa, que sorprendió en Instagram con su cuerpo a pocos días de dar a luz, o Kim Kardashian, que perdió en poco tiempo 30 kilos tras el parto de su segundo hijo, la actriz de 'El Diablo Viste de Prada' asegura tener problemas para recuperar su figura tras tener a su hijo Jonathan en marzo de este año. Como si fuera una mortal más.

🌴 Summer time 🌴 #todovuelveasulugar

A photo posted by malenacosta7 (@malenacosta7) on

¿Cuáles son las causas que llevan a unas mujeres a 'superar' rápidamente sus partos mientras que otras tardan más (o no lo consiguen)? Existen algunas posibles explicaciones, como la lactancia: la Asociación Española de Pediatría afirma que dar el pecho quema unas 500 calorías extra. ""El consumo calórico materno recomendado durante la lactancia es de 2.300-2.500 calorías al día para alimentar al hijo, y de 2.600-3000 calorías para la lactancia de gemelos", apunta la doctora Marta Díaz, coordinadora del Comité de Lactancia Materna de la AEP. Para las madres que necesiten perder peso, recomienda una cierta restricción calórica—nunca por debajo de 1800 calorías al día—.

Independientemente de si se opta por amamantar o no al bebé, hay otros aspectos que pueden influir en la pérdida de peso, como la actividad física (no sólo después, sino incluso antes del embarazo). Tener una musculatura tonificada, especialmente en espalda y abdominales, puede contribuir a una recuperación más rápida e incluso menos dolor durante el parto: "Si tus músculos abdominales son débiles, no serás capaz de empujar al bebé", afirma Julie Tupler, autora del libro "Maternal Fitness". Y así parece corroborarlo el increíble ejército de 'fit moms' que muestra en Instagram cómo se ha recuperado del parto en semanas—o incluso días—.

¿Recuperarse o no recuperarse? He ahí la cuestión... Parece que no todas las mujeres tienen la misma facilidad para hacerlo. Para todo lo demás, nada como unos 'shorts' caseros como los de Hathaway.