¿Funciona realmente tu crema antiedad?

Con el paso del tiempo necesitamos tratamientos más intensivos para la piel. Pero ¿cómo elegir el más adecuado? No solo debes conocer tu tipo de piel y seguir una buena rutina de belleza, también debes estar al tanto de los últimos avances científicos y conocer los activos básicos que luchan contra el paso del tiempo.

More From Belleza que funciona
7 articles
Cuida tu piel con un solo clic
Elle + L'Oréal Paris
La fórmula de la juventud
Elle + L'Oréal Paris
Piel hidratada a cualquier edad
Elle + L'Oréal Paris

Los años pasan para todas y paliar sus efectos en la piel depende en gran medida de tu genética, un estilo de vida saludable (alimentación y ejercicio) y una rutina de belleza diaria. Una vez cumplidos los 30, y sobre todo los 40, las líneas de expresión alrededor de los ojos, la frente y las comisuras de los labios y la aparición de la flacidez te dicen que ha llegado el momento de introducir un nuevo cosmético en tu rutina de belleza.

Publicidad

Las cremas antiedad son uno de los productos de belleza más usados por las mujeres y pueden ser sus mejores aliados. Para evitar que los resultados no sean los esperados, debemos saber qué buscar en ellos. ¿A qué prestamos atención: al precio, a la marca o a los ingredientes?

More From Belleza que funciona
7 articles
Cuida tu piel con un solo clic
Elle + L'Oréal Paris
La fórmula de la juventud
Elle + L'Oréal Paris
Piel hidratada a cualquier edad
Elle + L'Oréal Paris
Rutina de belleza perfecta
Elle + L'Oréal Paris
¿Cómo se hace una crema?
Elle + L'Oréal Paris

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aportó luz a esta cuestión con un estudio entre 995 mujeres en el que analizaba 14 cremas de día para todo tipo de pieles. "El primer factor a tener en cuenta es la edad. No es lo mismo una crema antiarrugas para una mujer de 50 que para una de 30: las necesidades de hidratación son diferentes, las lineas de expresión son más o menos marcadas…", explica la portavoz de la OCU, Ileana Izverniceanu.

El segundo punto a tener en cuenta es el tipo de piel. Izverniceanu apunta a que "un buen producto se tiene que adecuar al tipo de piel y no solo a la edad". Por ejemplo, para pieles grasas hay que buscar un producto ligero, como los que hay a base de gel. Las pieles secas, sin embargo, tendrán que buscar cosméticos más cremosos con ácidos alfahidroxiácidos y bloqueadores solares para mantenerla correctamente hidratada.

Y aquí aparece el tercer elemento a valorar en nuestra crema antiarrugas: sus ingredientes. Es clave leer las etiquetas e informarnos no solo de los ingredientes, también de la cantidad, es decir, el porcentaje de concentración de los activos.

Para hidratar

Un producto antiarrugas tiene que ser hidratante. ¿La razón? Ileana Izverniceanu explica que "la piel seca tiende a tener más arrugas. Además, todos los factores, tanto externos –sol, viento, frío– como internos –genética, estado de salud y nutricional– que están relacionados con la deshidratación de la piel, influirán en la formación de arrugas. Sin embargo en nuestros análisis descubrimos que no todas las cremas hidratan igual". Hay tres tipos de elementos que sustentan la acción hidratante:

  • Los lípidos. Son componentes grasos encargados de rellenar el espacio entre las células de nuestra piel. Así, se mantiene compacta y retiene el agua. Gracias a sus propiedades humectantes y reafirmantes, frenan la deshidratación inhibiendo la acción de sustancias que degradan el colágeno.
  • Los aceites minerales son los encargados de crear en la piel una película protectora externa para evitar su rápida deshidratación. Además de ayudar a mantenerla elástica, algunos, como las parafinas, también benefician la circulación sanguínea y combaten los signos de la edad.
  • La glicerina combate la sequedad de la piel gracias a sus propiedades humectantes. Es fundamental combinar la glicerina con el uso de los hidroxiácidos. Después de los 30 la producción de colágeno empieza a reducirse y la capa superior de la dermis ya no se renueva como antes. Los hidroxiácidos logran un efecto de peeling químico suave eliminando las células muertas superficiales gracias a sus propiedades exfoliantes y de rejuvenecimiento cutáneo.

Para combatir los signos de la edad

"Hay algunos activos que por sí solos han demostrado eficacia frente a las arrugas, por ejemplo los alfahidroxiácidos, el retinol, la coenzima Q10, el colágeno… Sin embargo, normalmente en las cremas estos activos no se encuentran en la concentración suficiente para ejercer ese efecto", indica Ileana Izverniceanu. Ten en cuenta que la eficacia de un cosmético no depende de un ingrediente concreto sino de la fórmula empleada. Aún así, existen una serie de elementos que deben estar presentes en un cosmético antiarrugas:

  • El retinol o vitamina A es un multiusos de belleza. Reduce las imperfecciones, y al ser una vitamina antioxidante, evita el envejecimiento de la piel y combate los radicales libres. Además, como estimula la producción de colágeno, contribuye a una piel más lisa, uniforme y con una apariencia más joven. Está presente, por ejemplo, en la gama Revitalift Clásico de L'Oréal Paris.
  • Las vitaminas. Habitualmente, este tipo de cosméticos también cuentan con un cóctel de vitaminas que incluye la C y la E. Ambas tienen un gran poder antioxidante y de reparación celular, pero la C (presente, por ejemplo, en la crema Age Perfect Nutrición Intensa de L'Oréal) además, ayuda a la producción de colágeno. Algunas marcas de cosméticos implementan sus propias vitaminas, como la CG, que también estimula la síntesis del colágeno y es la responsable del efecto buena cara al instante (Revitalift Laser X3 Doble Cuidado incluye un 3% de vitamina CG).
  • El ácido hialurónico, presente en cremas como Revitalift Filler, es un componente natural de la piel que con el paso del tiempo se pierde. Tiene la capacidad de retener el agua en un porcentaje que equivale a mil veces su peso: así reconstituye las fibras que sostienen los tejidos de la piel. Sus moléculas se cuelan en los surcos de la piel, capturan el agua y se hinchan rellenando las arrugas y los surcos de la cara. Además, también difumina las líneas de expresión, reafirma los tejidos de la piel y la deja más firme, elástica y redensificada.
  • Para conseguir la máxima eficacia del ácido hialurónico, lo ideal es asociarlo con el Pro-XylaneTM, una molécula revolucionaria de tipo biomimético que, tras años de estudios, reproduce los mecanismos biológicos naturales para estimular sus funciones al corregir y remodelar la arquitectura de los tejidos de la piel.

Algunas grandes marcas de cosméticos patentan los ingredientes, los activos o los vectores que se usan para elaborar una crema, después de años de investigación y desarrollo. Por ejemplo, L'Orèal Paris registró durante el año 2015 casi de 500 patentes, además de las 30.000 que tenía ya activas. Y es que la empresa francesa cuenta con más de 3.600 investigadores y colaboradores externos en 17 centros de i+D en todo el mundo. Todo un aval de confianza y prestigio. Ellos han sido los encargados de desarrollar el Pro-XylaneTM que es la base de REVITALIFT LASER X3 DOBLE CUIDADO, la nueva crema antiarrugas de la firma. Se trata de un tratamiento rejuvenecedor visible de la piel creado a partir de la máxima concentración de activos en la fórmula más poderosa de Loreal Paris, un 2% de vitamina CG y un 6% de Pro-XylaneTM, dos poderosos activos separados hasta el momento de su aplicación y que, juntos, no solo combaten los efectos del tiempo sino que también provocan un efecto inmediato de buena cara.

Con toda esta información, podrás elegir una crema antiedad realmente eficaz, que te ayude a paliar los efectos del paso del tiempo y verte más joven y guapa.