La esponja de maquillaje de tus sueños

Se llama Evie Blender y es básicamente perfecta.

Lo más popular

La ciencia de la belleza ha dado un paso más en cuanto a la aplicación de técnicas de maquillaje y ha unido lo mejor de la clásica Beauty Blender y la última novedad: la Silisponge.

El resultado es una esponja de silicona hipoalergénica (somo la 'sili') con una forma anatómica que llega a cada rincón de tu piel (característica maravillosa de la 'blender').

Pero, aparte de esto, ¿por qué se considera prácticamente perfecta?

Publicidad

La creadora, Angie Johnson, ha sido astuta y ha suplido las carencias de estas dos esponjas y sumado lo mejor de cada uno de ellas, sin mencionar el acabado de purpurina (Oh, Dios mío).

El resultado es una esponja con un material que puede usar todo el mundo, que no provoca alergias, que no es poroso y no absorbe el maquillaje; lo que permite ahorrar mucho producto y aumentar la vida de la esponja, así se deteriora mucho menos.

Lo más popular

Se limpia genial al ser de silicona y queda como al principio de usarla, un defecto que tienen las que se empapan de agua y absorben todo, porque también se arrastran los restos orgánicos de la piel que a la larga pueden generar bacterias o incluso hongos si no se limpian como deben.

Y lo mejor... Dura perfecta hasta un año, una vida que no tienen las demás. Sobre todo porque nos referimos a un producto diario que tiene mucho desgaste. Así queda en la piel:

This is the first Evie Blender I ever made. I filmed this in my car just to show some friends 🖤

A post shared by Evie Blender (@evieblender) on

META CONSEGUIDA

El proyecto ha recaudado dinero para hacerse posible a través de 'Kikstarter', una plataforma de crowdfunding y ya ha superado el reto de dinero que necesitaba. 28.000 dólares se requerían para sacar adelante la Evie Sponge, y casi se han recaudado 34.000, echa un ojo al vídeo de la plataforma. No nos extraña nada que haya superado la meta, y deseamos que salga a la venta el próximo mes de marzo y aún no se sabe el precio, pero tiene que ser más barata que la clásica Beauty Blender, la creadora critica su 'alto precio'.

More from Elle: