Implantes ergonómicos, lo último en aumento de pecho

Las nuevas prótesis ergonómicas consiguen adaptarse a todas las posiciones que puede adoptar el cuerpo y son más blandas y naturales, tanto a la vista como al tacto. Sigue leyendo.

Lo más popular

El aumento de mamas sigue siendo la cirugía más demandada en nuestro país: hasta un 28,2% de mujeres la solicita. La cuestión es que desde hace 20 años se vienen utilizando los implantes redondos y anatómicos en las operaciones de aumento de pecho. Pues bien, este año llegan las prótesis ergonómicas, Ergonomix de los Laboratorios Motiva que, entre otros beneficios, consiguen adaptarse a todas las posiciones que puede adoptar el cuerpo y son más blandas y naturales. "Las prótesis ergonómicas suponen una revolución en el mundo del aumento mamario, desde que hace veinte años, comenzaran a utilizarse implantes anatómicos, en las cirugías de pecho, ya que consiguen un resultado mucho más natural, tanto a la vista como al tacto", según el cirujano plástico Federico Pérez de la Romana.

Publicidad

Más blandas y naturales: "La cohesividad o dureza del gel de silicona que las prótesis contienen es la responsable de producir su "dureza" al tacto y de mantener su forma. De manera que cuánto mayor es el índice de cohesividad más dura parece la mama al palparla", asegura el cirujano plástico Federico Pérez de la Romana. En las nuevas prótesis Ergonomix la cohesividad es menor, lo que supone que al tacto sean más blandas y se palpen con mayor naturalidad.

Lo más popular

Se adaptan según la posición: Se comportan con mayor naturalidad dentro del tejido dejando atrás otro de los peros de las prótesis: la excesiva proyección. "Si el paciente está de pie, la prótesis tiende a adoptar una forma anatómica, y si está tumbada tiende a distribuirse más lateralmente", según el doctor Pérez de la Romana. Y para evitar su posible desplazamiento, "incorporan dos lengüetas para poder fijarlas con suturas a las costillas y así evitar su emigración", asegura el cirujano plástico Julio Millán.

Cubierta nanotexturada: Hasta ahora las había rugosas o lisas, pues bien las nuevas son nanotexturas. "Tienen la textura justa para poder adherirse al tejido sin agredirlo ni producir seromas o contracturas capsulares", asegura el cirujano plástico Julio Millán. Por su parte, el Dr. Pérez de la Romana añade: "la cubierta cuenta con una superficie de texturado más uniforme y sin cavidades, lo que supone una menor agresión del tejido circundante y una mejora en la no aparición de contracturas capsulares, dobles cápsulas o seromas tardíos. También dispone de una capa interna que hace como barrera para impedir la difusión del gel, y que se visualice externamente del implante".

Con microchip: La incorporación de un microhip del tamaño de un grano de arroz en el gel de las prótesis, permite su correcta identificación a través de un lector. "Esto facilita conocer las características de las prótesis implantadas en la consulta, en aquellos casos en el que la paciente ha extraviado la tarjeta de las prótesis o el informe del médico. Además da información de la temperatura, la presión y la radiación de la piel o de la glándula, en personas que han sido sometidas incluso a tratamientos por cáncer", concluye el doctor Pérez de la Romana.

Precio: desde 7.000 €.

Dónde: Federico Pérez de la Romana.Julio Millán. Maritina Martínez Lara.

More from Elle: