¿Cómo luchar contra la retención de líquidos?

Cómo luchar contra la retención de líquidos.

¿Cómo luchar contra la retención de líquidos?

Una mañana te levantas y, ¡horror!, la imagen del espejo te muestra unos ojos de boxeador y tienes los tobillos como botas. La báscula te da otro disgusto: pesas casi un kilo más que ayer. La culpa la tiene la desagradable tendencia de nuestro cuerpo a almacenar líquidos. Como explica la doctora Susana Monereo, jefa de Endocrinología y Nutrición del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, «todas las mujeres podemos retener hasta un kilo de agua debido a los cambios hormonales que se producen especialmente una semana antes de la menstruación, cuando bajan los estrógenos y sube la progesterona», una hormona a la que le encanta la acumulación de líquido. «Por eso, esto suele ocurrir también durante el embarazo, si tomas anticonceptivos orales o por culpa de algunas enfermedades relacionadas con los desequilibrios hormonales, como los ovarios poliquísticos y el hipotiroidismo», añade la experta. «No se debe confundir la retención de líquidos, capaz de producir estas rápidas fluctuaciones en la báscula, con el sobrepeso, ya que este es exceso de grasa corporal, especialmente en las cartucheras», advierte la médica estética Raquel Moreno (Madrid, tel. 917 81 88 93).

Pero esta no es la única causa de que muchas veces te sientas a punto de explotar. «El estreñimiento, los gases, las intolerancias o alergias alimentarias y el colon irritable pueden hacer que la tripa se te llene de gases: es la distensión abdominal», según el endocrino Camilo Silva (Clínica Universitaria de Navarra, tel. 948 25 54 00).

Todavía hay un tercer factor que puede hincharte un poco más y es tener problemas de retorno venoso. «El sedentarismo hace que no se emplee la bomba plantar (de la planta de los pies), ni la muscular de las piernas, por lo que la sangre tiende a estancarse», explica el cirujano Javier Moreno (Madrid, tel. 917 02 46 27). También el calor o pasar largas horas de pie, sentada o con las piernas cruzadas «produce un agotamiento en las válvulas antirretorno de las venas y aparecen o crecen las arañas vasculares», explica el cirujano.

Menú Antiglobo
Una excelente solución para desinflarte es hacer una dieta baja en sodio (la sal aumenta el líquido extracelular) y rica en verduras, frutas y legumbres, además de evitar los hidratos de carbono simples (azúcar refinada, bollería industrial y bebidas azucaradas). Conviene consumir alimentos que aporten potasio: plátanos, melón, sandía, acelgas, alcachofas, calabaza, berros, setas, patatas y tomates, ya que «el potasio contrarresta el nivel de sodio y mantiene el equilibrio hídrico, evitando la retención», dice la Dra. Monereo. Pero sobre todo hay caminar. Y mucho.

Publicidad

Vichy

'Cellu Destock' (32 €), de Vichy. Sérum con cafeína pura.

Roc

'Anticelulítico Micro-Difusión' (26 €), de Roc. En gel.

Publicidad

Lierac

'Body Slim Drenante' (29 €), con activos vegetales. De Lierac.

Biotherm

'Celluli Eraser' (38 €), de Biotherm. Estimula la circulación.

Publicidad

L'Oréal Paris

'Silueta perfecta' (15,39 €), con efecto tensor. De L'Oréal Paris.

Innéov

'Diet Partner Fase Reductora' (32 €), de Innéov. Combate la pesadez.

Publicidad

Biocol

'Drenafast Original' (24,95 €), de Biocol. Combina extractos drenantes, diuréticos y depurativos.

Oenobiol

'Aquadrainant' (15,90 €), con vitamina C y un complejo vegetal que mejora la circulación.De Oenobiol.

Publicidad

Arkopharma

 'Ortosifón' (7,80 €), drena, 'detoxifica' y estimula la eliminación de grasa. De Arkopharma.

E'Lifexir

'Vientre Plano + Hinojo' (12,80 €), ayuda a reducir los gases. De E'Lifexir.