Un día de trabajo con Olivia Palermo en Nueva York

Modelo, empresaria y reina absoluta del 'street style'. Así es Olivia Palermo, a la que vemos en estas imágenes en una jornada de grabación para Bobbi Brown: un look, otro, y otro..., un cambio de escenario, un nuevo posado. Pero, más allá de su profesionalidad e inconfundible estilo, llama la atención su eterna sonrisa, resistente al ajetreo y una de las claves de su belleza. ¿Te apuntas, como ella, al #alldaysmile?

Tiene el equilibrio perfecto entre la naturalidad y la sofisticación y una profesionalidad sin fisuras. Estamos acostumbrados a ver a Olivia Palermo en fiestas, impecable, perfecta, marcando tendencia. Y ahora, por fin, podemos verla en otro momento: detrás de las cámaras, cuando se prepara para el trabajo, cuando charla con el equipo, cuando posa con una fan... Y, aunque siempre conserva el glamour y la elegancia que la definen, lo que más llama la atención de la 'it girl' es su gesto relajado y feliz, su permanente sonrisa, la mejor guía posible para acompañarnos por este paseo por su ciudad, Nueva York. ¿Te vienes?

Publicidad

Desde primera hora

Permanentemente conectada y siempre con su mejor cara. Así vemos a Olivia desde por la mañana, antes de comenzar la jornada de trabajo, relajada y tranquila, y con un aspecto radiante.

Publicidad

Con el equipo

Comienzan las primeras pruebas con el equipo y la modelo muestra una piel fresca y aterciopelada que resistirá el ajetreo de la jornada. ¿Su secreto? Elegir una base de larga duración, la nueva Skin Long-Wear Weightless Foundation, de Bobbi Brown, cobertura completa y natural durante 16 horas. 

Publicidad

Con el primer look del día

Y con su eterna sonrisa. Así se muestra Olivia Palermo de camino "al primer posado". Natural y con mono y sudadera de Zara, siempre con su smartphone en la mano, está radiante: su base de maquillaje le aporta un plus de hidratación y equilibrio. 

Publicidad

Complicidad con su chico

Ajena a las cámaras y muy espontánea, Olivia saluda, a través del cristal de una cafetería,  a su chico, el modelo Johannes Huebl, y a su perrito, Mr. Butler, un precioso bichón maltés con el que pasea con frecuencia por las calles de Nueva York.

Publicidad

Con una fan

No pasa inadvertida. Y su sonrisa invita a pedirle una foto, como ha hecho esta fan que está encantada de haberse encontrado por la calle a este icono de la moda.

Publicidad

Segundo look

Nuevo escenario, nuevo outfit... ¡misma piel! La jornada va transcurriendo, y se suceden los escenarios y los cambios de look, solo permanecen dos cosas: la sonrisa de Olivia y el fresco aspecto de su piel, lo que le permite estar despreocupada y tranquila todo el día: #alldaysmile

Publicidad

Incansable

Nuevo posado, nuevas fotos y la misma sonrisa desde que empezó la jornada. Así da gusto.

Publicidad

Tercer look

Después de horas de fotos y grabación, Olivia luce nuevo look, con vestido de Zara y ahora con tacones, para un outfit más festivo o de noche, lista para tomar unos cócteles o salir a cenar. Eso sí, sin retoques: Skin Long-Wear Weightless Foundation permanece impecable en su rostro desde el amanecer... ¿recuerdas? Ya han pasado unas cuantas horas.

Publicidad

Agradable con su equipo

Y entre localización y localización, queda tiempo para posar feliz con los miembros del equipo. Ya sabes: #alldaysmile

Publicidad

Solo un detalle

Para un look de noche, Olivia pone rojo en sus labios con el tono Bond de la gama Luxe Lip Color de Bobbi Brown. No hacen falta más retoques, pues su piel permanece fresca e hidratada... ¡lista para vivir la noche neoyorquina!

More from Elle: