#ELLEprueba: El sérum de vitamina C de Kielh's con el que no te maquillarás nunca más

Este es el único producto que necesitas para tener buena cara al levantarte y no tener que acudir al maquillaje.

Lo más popular

Me he vuelto muy escéptica y bastante exigente en cosmética. Convertirse en sujeto de pruebas y ver qué hay de cierto o qué no en las promesas de cada producto, es una de mis tareas diarias y tengo que confesar que sentía mucha curiosidad cuando llegó a mis manos este fichaje de Kiehl's.

No ha necesitado ninguna inversión en grandes campañas publicitarias como sí lo han hecho otras líneas como 'Midnight Recovery', también de la firma, ni embajadoras o influencers que lo abanderen. Es más, probablemente me atrevo a pensar que las influencers que han hablado de ello haya sido (vale, no todas) porque a ellas les llegó también el efecto "boca a boca" que ha envuelto a este producto desde las boutiques y que ha corrido como la pólvora en Internet. Instagram, Youtube, todos los foros de la Red… todos coinciden: 5 de 5 ⭐

Publicidad

Lo más popular

'Powerful Stregth Line-Reducing Concentrate' se ha hecho famoso por FUNCIONAR. Su alta concentración en ácido L-ascórbico (vitamina C) -un 10,5%- lo hace especialmente único, ya que la mayoría de los productos con vitamina C pura en el mercado, suelen tener porcentajes menores (alrededor de un 5% o inferior).

La vitamina C es especialmente aceptada en el mundo de la cosmética por su afinidad con la piel y su gran capacidad para mejorar el aspecto de una piel envejecida. Ayuda a reducir las pequeñas arrugas de expresión (patas de gallo, arrugas en el contorno del labio…), a relajar el rictus y a unificar el tono y llenarlo de luz cuando está especialmente pálido o cetrino. Además, promete mejorar la textura y mantener la hidratación en niveles óptimos gracias a su combinación con la glicerina, un subproducto de la fabricación de jabones derivado del aceite vegetal.

La glicerina es un líquido claro y meloso (de ahí la textura que toma el sérum). Es una solución humectante y emoliente que absorbe la humedad del aire de tal forma que ayuda a los productos a conservar sus propiedades hidratantes.

Como sérum, puede aplicarse bajo una hidratante como primer paso pero tras usarlo de forma constante y continuada durante varias semanas como rutina única de noche, he comprobado que su valor para utilizarlo de forma única es increíble.

Soy muy pálida y mi cara por las mañanas es un poema. Además, tengo la piel deshidratada. He podido comprobar tras varios usos (exactamente, 2 semanas) que usándolo por la noche en muy poca cantidad, me sirve para que a la mañana siguiente mi rostro esté más iluminado -y no por grasa-. Además, lo he notado menos pálido y mi tono está más unificado y rosado.

Solución más que suficiente para que haya sido lo único que ha conseguido que a la mañana siguiente haya obviado el maquillaje (ni yo misma me lo creía).

La textura es otra de las cosas que llaman la atención. Es untuosa y algo pegajosa al tacto pero en cuanto se aplica, se absorbe enseguida (sobre todo en las pieles más deshidratadas) y no deja rastro.

Por cierto, tras la aplicación se nota cierta sensación de calor, que no picor, en la piel. Tranquila, es normal. Es el momento en el que la fórmula se está mezclando y actuando en la piel.

Lo encontrarás sólo en las boutiques de Kiehl's en tres versiones, de 50, 75 y 100 ml y sus precios van de los 57€ a 97€.

Pero como bien se dice… "todo lo bueno, se paga". Y sí, es cierto.

More from Elle: