Héroes de la redacción ELLE

Muchos son los llamados y pocos los elegidos. Y de esos elegidos, las chicas de la redacción de ELLE, junto a 7 Loewe Anónimo, nos hemos quedado con siete. Siete hombres, siete héroes anónimos que han pasado por nuestras vidas dejando huella en forma de abrazo, de consejo o de beso. Todos ellos merecedores de un #thanksback.

Lo más popular

Más allá de realizar un ejercicio de nostalgia o de ponernos sentimentales, hoy, en nuestra redacción, rendimos homenaje –tirando de archivo de la memoria en forma de serie– a todos esos hombres cuya esencia ha marcado nuestra vida. No estamos echando la vista atrás, ya que estos hombres no son pasado aunque ya no estén en nuestro presente; sólo estamos mirando a la vida, conscientes de que en ella respiramos la esencia de quienes han guiado nuestros pasos.

Publicidad

El mejor amigo
Siempre está ahí. Los más incondicionales, incluso, van contigo de shopping. Es fiel, más que un novio; paciente, más que nosotras mismas con nosotras mismas, sabe todos nuestros problemas de amor, sabe lo que nos gusta y lo que nos sienta fatal y, en los días de autodestrucción, se sienta a nuestro lado a comer chocolate sin decir ni pío. Eso es un amigo, como Elijah lo es para Hannah en "Girls", aunque no es necesario que el mejor amigo sea un exnovio, por supuesto. Y tampoco gay. Ni que baile tan bien. Basta con que sepa escuchar y, lo más importante, decir lo que nosotras queremos oír. 

Lo más popular

El compañero
¿Quién no ha tenido un compañero de trabajo con el que ha vivido más momentos de complicidad que con su propia pareja? Habida cuenta de que pasamos más horas en la oficina que en casa, necesitamos en el lugar de trabajo un pilar, un referente y quién sabe si algo más, como lo es Will para Alicia en "The good wife". Compañeros, amigos, cómplices, colegas... y lo que surja.

El amante
Nos disponemos a elevar el tono: así que, abran ustedes los ojos y tapénselos a sus maridos. Sí, todas recordamos a un amante, aquel que duró un día, o una temporada –como una prenda efímera–, o un frío invierno. Sabíamos que lo más formal que iba a pasar entre nosotros era el saludo y la despedida, pero la relación elevó la palabra encuentro a la categoría de sueño. En fin, que, como Joan y Roger Sterling en "Mad Men", sabíamos que nunca pasaríamos por el altar, pero que nos quiten lo bailado. Y lo gozado. 

El padre
Divertidos –como Phil Dunphy en "Modern Family"– o más serios; de jóvenes o viejos; cuando sonríen o cuando regañan... No os preocupéis cuando todo acabe, cuando el mundo caiga, cuando seáis sólo llanto y os sintáis olvido. No desprecéis la vida cuando no veáis salida o cuando percibáis abismo bajo los pies. A nada temáis, porque tenéis el amor de vuestro padre, el verdadero héroe anónimo de toda mujer, el único hombre cuya esencia es eterna y cuyo aroma os acompañará siempre.