Así funcionan los tintes 'wash-out'

Los tintes lavables o 'wash-out' se han convertido en el último grito beauty en la Red. Levantan pasiones, frustraciones y aún queda mucho terreno por explorar para sacarles el máximo partido. Nosotros nos hemos adentrado de lleno con ellos y les hemos exprimido al máximo para contarte cómo se usan, cómo funcionan y cómo quedan.

Lo más popular

Hace poco me atreví a pisar Primark en domingo. Mi cara fue fundiéndose a negro cuando vi una marabunta de gente en el lineal de cajas. No sabía si Justin Bieber estaría bajo esa masa de adolescentes o habría nueva remesa de la tacita de Chip. Cuál fue mi sorpresa al comprobar que ni estaba Bieber, ni estaba Chip, ni esperaban para pagar nada, sino que estaban decidiendo qué color llevarse de una estantería de lo nuevo de L'Oreal: Colorista. Algo tenía que pasar con esos tintes que parecían ser lo más.

Publicidad

Llegué a casa y me puse a investigar y lo que me encontré alimentó más mi hambre de testeo: Youtube está plagado de reviews sobre ellos. Y lo que es mejor: los vídeos que lo alaban se equiparan con los que los ponen de vuelta y media. La polémica está servida.

¿Y POR QUÉ TANTO REVUELO?

Algunas youtubers no han tenido buenos resultados con la experiencia y así lo han contado a sus seguidores. De hecho, han desahogado su frustración con conspiraciones sobre las influencers que también los han probado y los han alabado en sus redes. ¿Por qué a ellas sí y a las otras no?

Lo más popular

Pues bien, tenía que saberlo.

Blue wind, blue hair 😇 #YourHairYourRules

A post shared by Aida Domenech (@dulceida) on

Aquellas que contaban en sus vídeos su frustrante experiencia, hablaban de poca cobertura, poca durabilidad, poca cantidad y colores que no se asemejan con los del embalaje.

Y allá fui. Directa a experimentar en mi pelo para encontrar la respuesta al por qué del éxito en Instagram, en el lineal de cajas de Primark (los venden en prácticamente todos los centros de perfumería y cosmética a un precio muy competitivo -7,95 €-), en Youtube… y por qué tanta frustración.

No probé con un solo tono, sino que decidí poner en práctica cuatro colores diferentes. Objetivo: un sutil efecto multicolor, al más puro estilo unicornio o #mermaidhair, como lo llaman en las redes, en forma de 'highlighters' o mechas ligeras. Intentar hacer un balayage pastel discreto.

Publicidad

(No, esto es mucho)

Obviamente quería probarlo pero no quería arruinar mi pelo, así que mi misión consistía, básicamente, en no liarla. Y por eso decidí hacerlo en varias fases, experimentando con los tonos, los tiempos y las cantidades.

No hablamos, quede claro, de los sprays Colorista 1-Day, sino de los productos 'wash-out'. Para ello utilicé el tono turquesa, el azul, el tono índigo y el dirty pink.

Días antes había estado investigando sobre la famosa leyenda de aclarar los tintes con acondicionador. En resumidas cuentas, se hace para conseguir tonos más sutiles y pastel a base de mezclarlo con acondicionador. Pero este detalle es indispensable: que sea de color blanco. Así ha conseguido su famoso lila la influencer Anna Sarelly.

Publicidad

Lo más popular

Me puse manos a la obra. No tenía muy claro que fuera a funcionar, porque al fin y al cabo es coloración 'wash-out', es decir, que con los progresivos lavados el color desaparece y los pigmentos no son los mismos que los de tintes permanentes.

En el embalaje especifica claramente qué tonalidades se conseguirán en función de tu tono natural y la coloración que tengas. Si eres morena, poco podrán hacer por ti estos colores, lamentablemente. Ligeros toques de luz en algunos casos. Los colores más intensos serán los que mejor funcionarán en tu cabello, como el índigo y el turquesa.

Al haber pigmentación en el cabello, el producto no penetra como si fuera una decoloración (técnica que consiste, principalmente, en eliminar la pigmentación natural del pelo). Y aquí está el quid de la cuestión. Para que este producto funcione (y no te frustre) deberás cumplir al menos con alguno de estos requisitos:

1. Ser rubia

2. Llevar el pelo decolorado

3. Llevar mechas decoloradas

El color se adherirá mucho mejor en las zonas sin pigmentación y se teñirá al momento con mayor o menor intensidad dependiendo del color y del tiempo de reposo.

Yo cumplía todos los requisitos. Para que os hagáis una idea, este es mi pelo antes de la metamorfosis a unicornio.

Primera sesión

El experimento lo hice en varias sesiones. Quería ver cómo evolucionaban los colores con los lavados y cómo reaccionaban con un acondicionador como aclarante así que, en una primera sesión, probé con unas ligeras mechas de medios a puntas, en formato californiano, en la zona inferior de la cabeza y en tono turquesa. Lo aclaré con 3 Minute Miracle, de Aussie. Es de color blanco y da una hidratación extrema. Ya que iba a teñir, hidrataba al mismo tiempo aunque Colorista no indica que necesite aclarado previo, quise probar, a ver qué pasaba.

Publicidad

El turquesa, que parece un color intenso, se aclaró por arte de magia con el acondicionador. Cierto es que me sorprendió el tono azulado que tomó con la mezcla. Probé con una cantidad de tinte del tamaño de un garbanzo y el doble de aclarante.

Publicidad

Este fue el resultado:

WOW. Tenía que seguir probando.

Segunda sesión

En la siguiente sesión probé con los otros tres tonos… y la respectiva cantidad de acondicionador para aclararlos. Los resultados no fueron los mismos que con el turquesa.

Hay que matizar que mi pelo está decolorado y llevo mechas balayage combinadas con algunas californianas que me quedan de mi look anterior. En esas zonas, el color azul aclarado reaccionó en el mismo tono que el turquesa: un azul pastel tirando a verde.

El púrpura reaccionó con el aclarante tanto que apenas se notó -por no decir nada-. Y lo mismo con el rosa.

Utilicé papel de plata para cubrir las mechas. Al usar varios colores, no me la quise jugar.

Resultado de la sesión: poca cosa, cero cambios. No conseguí lo que esperaba. Los tonos que utilicé en esta prueba sin aclarantes hubieran sido suficientes para dar color al cabello rubio. Conseguí más tonalidad turquesa pastel que según la luz viraba a verde o a azul gracias a que añadí el color azul en esta sesión.

Me seguía gustando pero necesitaba una última sesión.

Lo más popular

Tercera sesión

En esta última me lancé a la piscina con el índigo y el rosa sin acondicionador como aclarante. Mismo procedimiento pero... a pelo. Tengo que reconocer que estaba bastante nerviosa antes de hacerlo. No sabía qué iba a pasar esta vez... Hacerse una misma un balayage de colores en casa provoca un subidón de adrenalina similar al de antes de subir en una montaña rusa. ¿Lo bueno? Si salía mal, con varios lavados y el borrador de color de la misma línea (Fader), se iría quitando.

Cogí mechones también de la parte media y alta de la cabeza e incluso algunos de la zona frontal.

¿El resultado? El que veis debajo:

Los colores se marcaron mucho más, sin llegar a ser chirriantes ni estrepitosos. Además, el hecho de haber cogido secciones muy finas hizo que se lograse el resultado sutil que quería desde el principio.

Publicidad

Es cierto que esperaba más intensidad para el tono de mi pelo, pero me quedé bastante contenta con el resultado. De hecho, más de lo que podría haber estado en el caso de que los colores se hubieran marcado más.

How-to

Si vas a aclarar los tonos, mézclalos en un bol de plástico hasta que el color y el acondicionador blanco se fundan perfectamente. Puedes hacerlo con una varilla o incluso con el dedo -guantes mediante-.

Coge secciones muy finas de pelo haciendo zigzag, por diferentes zonas del pelo e intercala los colores.

Unta una pequeña cantidad en los dedos y frótala en el mechón, en dirección ascendente para crear el efecto ombré en la zona media-alta.

Asegúrate de que has aplicado color en la punta. Puedes envolver a continuación en papel de plata o dejarlas al aire.

Deja actuar entre 10-15' como mínimo y media hora como máximo. Lava normalmente.

Conclusiones

Los tintes 'wash-out' son estupendos para divertirse con el pelo sin miedo ya que se borran con los lavados. De hecho, a los 4 lavados ya toman un tono pastel muy apetecible que indican el principio del fin y de que todo vuelve a la normalidad.

Si eres morena, no conseguirás el mismo resultado que si eres rubia o llevas decoloración. Y te frustrarás… pero no será porque no lo adviertan en el embalaje. Todas las indicaciones que vienen, se cumplen a rajatabla.

Es cierto que la intensidad del color no es la que aparece en el embalaje. Pero piénsalo: ¿quieres hacer algo bonito o algo estrepitoso? Recuerda: menos es más. Aún así, si lo que quieres es un "más es más", combina esta técnica con los sprays 1-day.

Si quieres perfeccionar los resultados, puedes optar por poner papel de plata entre las mechas para no manchar el resto de cabello.

Cuanto más tiempo lo dejes, más cubre. Las primeras mechas que me hice las fui lavando en intervalos de tiempo de 5 minutos. Así, las que lavé a los 10 minutos apenas habían cogido color. Permanecieron más intensas las que dejé reposar unos 20 minutos.

Utiliza guantes. SIEMPRE. Dio la casualidad de que el día que apliqué los mil colores en la segunda sesión, llevaba una manicura blanca. Se me ensució y tuve que eliminarla. En las cajas vienen dos pares pero te aconsejamos utilizar unos que se ajusten a tu mano y te den libertad de movimiento para mejores resultados.

Si optas por matices de color en forma de mechas finas, escoge las secciones haciendo zig-zag entre el cabello con un peine. Conseguirás un resultado mucho más pro.

La versión californiana es emocionante y muy rockera. Puedes incluso combinar varios tono en horizontal, en vez de en forma vertical, creando un efecto 'ombré' multicolor.

Además, es económico: por unos 32 euros puedes hacerte en casa un look 'mermaid' en cuatro tonos.

Tips útiles

No reseca si mantienes el pelo hidratado. En mi caso, al tener el pelo teñido, mi ritual de lavado es de unas 3-4 veces a la semana con el champú para tratar el color de Camille Albane, el acondicionador de Freshly Cosmetics y la mascarilla de la línea Saaremaa de Natura Siberica, también para pelo teñido.

Además, una vez cada dos o tres semanas mantengo en casa la rutina del tratamiento de ácido hialurónico para reparar las fibras que puedan estar dañadas.

Para no secar las puntas, olvídate del secador y las planchas lo máximo posible y termina tu look multicolor con un acabado 'wavy'. Trabájalo húmedo, secado sólo con toalla, con Don't blow it, de Bumble&Bumble y el spray de ondas imperfectas de Tres Emmé.

More from Elle: