Cómo arreglar un balayage mal hecho

¿Pediste un 'balayage' y te convirtieron en leopardo? Houston, tenemos un problema.

Lo más popular

Pedir unas mechas balayage parece fácil, ¿no? Basta con afianzar la palabra en casa antes de ir a la peluquería y después, dejar que se cree la magia.

Claro que no siempre sale bien y a veces la magia, queda en un intento de mechas a mano alzada que parecen más bien la piel de un leopardo (efecto manchado) o se asemejan a las clásicas mechas -de ancho considerable- que se alejan bastante de lo que tenías en la cabeza. Sentimos decirte que si has vivido ese momento, estás ante un claro caso (más) de balayage mal hecho.

Publicidad

Fran Alemany, Master Colorist de Art Lab, es uno de los estilistas que más han afianzado esta técnica en su trabajo. Multitud de celebrities se han puesto en sus manos. Celebrities en las que después tú te fijaste para conseguir su look… Así que no hemos encontrado mejor profesional para consultarle sobre los matices y detalles que diferencian un balayage bien hecho de un "casi balayage".

El balayage es una técnica de coloración que consiste en la degradación de color desde un tono sutil más cercano a la raíz aun un poco más saturado en la punta

Lo más popular

El cabello se trabaja a mano alzada con la brocha, pintando directamente sobre él y jugando con la cantidad de producto depositado para conseguir la degradación de color, explica Fran.

Cómo hacerlo según cada persona

En palabras del estilista, lo ideal es aclarar de manera natural en uno o dos tonos el pelo de cada persona según su base natural. Pero los tiempos cambian y Fran lo sabe: "A día de hoy podemos decir que se extiende a la modalidad de poder aclarar algo más, dejando incluso tonos que rozan el rubio avellana en personas muy morenas". Eso sí, matiza que siempre debe apreciar ese degradado progresivo que comienza cerca de la raíz pero no sale de ella y que esté más claro en la punta.

Diferencia con las mechas californianas

"No debe confundirse con el efecto de las famosas californianas que establecían un contraste entre las raíces y medios con las puntas muy claras. En estas, el degradado es más marcado y comienza más abajo", explica.

Behati Prinsloo, el caso del balayage perfecto.

Cómo se hace

A la hora de trabajarlo, Fran insiste en que el aspecto más importante es la degradación, es decir, que se aprecie el cambio progresivo sin que se vean cortes, cambios muy bruscos, intensidades o zonas aclaradas de manera distinta en un mismo mechón. De ahí ciertos efectos manchados.

¿Cómo solucionar un balayage mal hecho?

Para solucionar todos estos errores, Fran Alemany aconseja trabajar la técnica a la inversa, intentando degradar desde la raíz con un tono oscuro, similar a la base natural de la persona para disimular el manchado y que precisamente en pelo claro hace que resalte aún más.

Pero advierte: "Cuando se hace un "desastre" en el cabello, hay que ser cauteloso y ver qué se puede hacer sin castigarlo". En este caso, se puede optar por dar matices para suavizar contrastes o dejar los colores más homogéneos, con un solo tono. En ocasiones es la mejor solución y aunque se pasa a un look más convencional, puede que multipliques la belleza de tu pelo de un plumazo sin imaginarte que las mechas no eran tu fuerte. ¿Has probado con el 'Cream soda'?¿Qué tal un look 'Root beer'? Hay vida más allá del balayage. Y lo mejor: siempre hay solución.

More from Elle: