Green hair: así se lleva

Después de los tonos fresa, esmeralda, azul pastel... le damos la bienvenida al color de la esperanza. 2017 es el año del 'Greenery' según Pantone y lo que Pantone dicta, va a misa. Consultamos a Fran Alemany, Master Colorist de Art Lab, para llevarlo sin parecer recién salida de una rave de los 90.

Lo más popular

Teñirse de colores llamativos está a la orden del día entre las más jóvenes y las que no lo son tanto. A Fran Alemany, Master Colorist de Art Lab (Madrid) ya no le extraña que le pidan un esmeralda, un fucsia... o un verde. 2017 trae consigo un nuevo tono muy loco. El verde hierba entra directamente en el TOP de la lista de colores que el año tiene preparados para nuestro pelo.

El cabello verde ya no significa pertenecer a una tribu urbana, como hace años. Con cautela y a través de las manos de los expertos, podremos lucirlo con éxito. Pero... ¿cómo?

Publicidad

Tenemos varias opciones para lucirlo. Hacerlo de forma global en todo el cabello es probablemente la forma más atrevida de lanzarse a la piscina del 'green look'.

Este tipo de verde no es muy intenso y juega con el color de la hierba y los matices amarillos del sol.

Una forma de jugar con él puede ser trabajando en una misma coloración varias tonalidades. Por ejemplo, la nuca y zonas más internas con un verde fuerte, intercalando por medio de la melena algunas mechas en tonos amarillos y en la zona superior y el flequillo que cae sobre la cara, aplicar un verde más suave.

Lo más popular

Una segunda opción según el colorista consiste en llevar el tono respetando el color de base de cada persona, jugando con el verde a través de mechas.

A través del balayage se trabaja el tono en un degradado de puntas a raíz, subiendo de manera sutil hasta integrarse con el tono base del cabello.

Recuerda, por cierto, que toda coloración fantasía requiere antes de una decoloración para aplicarlos posteriormente.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta antes de atreverse con el verde es la valoración según el tono del pelo y la piel ya que la intensidad del color variará en función de ello.

Así, para personas de cabello oscuro, Fran Alemany recomienda tonos más fuertes y vivos para que destaquen sobre la base. Y en pieles oscuras o tostadas, un verde oscuro será perfecto. Sin embargo, si la melena morena va acompañada de una tez más clara el verde ya ha de ser algo más vivo dentro de los oscuros.

En cabellos castaños claros y rubios, recomienda tonos verdes más claros y lavados, con matices amarillos. "Se mezclaran perfectamente con un tono de piel algo más claro, que es el que suele acompañar a estas bases", afirma el colorista.

Y toma nota si tienes un tono de piel cetrina y más apagada. Según Fran, en invierno esta tez suele tornar a tonos amarillentos y el color verde en el cabello está totalmente desaconsejado.

Ya tengo el pelo verde. ¿Cómo cuido el color?

Mantén la melena hidratada porque no hay que olvidar que bajo esa capa verde, hablamos de una decoloración.

Champú para cabello teñido de girasol y miel, de Apivita (12 €).

Para Fran es importante la utilización de productos que protejan el color. Aquellos que ayudan a fijar los pigmentos, así como protectores frente al sol, el cloro de las piscinas y todo aquello que pueda acelerar la pérdida de color. Aún con todo, los tonos fantasía tienen mucha menos duración que los normales y conviene repasarlos con mayor frecuencia de lo habitual.

Pelo liso, pelo rizado, pelo largo, pelo corto... ¿a qué tipo de cabello se adapta mejor el color?

Tanto de forma global como en mechas, el 'green look' es adaptable prácticamente a cualquier textura y largo aunque es cierto que el pelo liso soporta mucho mejor cualquier técnica o efecto por ser mucho más estético a nivel visual.

Pero tranquilas, 'curly girls'. Si tienes el pelo rizado y quieres optar por tonalidades verdes, Fran aconseja elegir la forma más suave de lucirlo, con algunas puntas degradadas.

A ver quién le tose ahora a Nicky Minaj.

(vía GIPHY)

More from Elle: