Rescata tu melena

Los últimos avances para salvar tu melena.

Rescata tu melena

El cabello de las españolas ya no vive únicamente de champú: casi 900.000 mujeres se compraron durante el año 2013 un sérum (el tipo de cosmético con más alta concentración de principios activos) para el pelo, según un estudio realizado por la empresa Kantar Worldpanel para Pantene. Al igual que les pasa a las brasileñas –líderes en el culto al cuerpo, de la cabeza a los pies–, aquí cada vez estamos más concienciadas de que la melena se merece tantos cuidados como la cara. Por ello, hemos incorporado a nuestra rutina capilar hábitos que hace una década eran impensables: protectores térmicos para combatir el daño de planchas y secadores; aceites que nutren; BB creams que reparan y embellecen el pelo; nutricosméticos para combatir la caída por vía oral... El fenómeno no ha hecho más que empezar. Los equipos de investigación se han puesto las pilas para desarrollar avances que se adelantan a nuestras preocupaciones: que levante la mano aquella que se haya planteado alguna vez que el agua con la que nos lavamos la cabeza puede afectar negativamente a nuestra salud capilar... Repasamos las últimas tendencias y los productos más sofisticados para conseguir una melena diez.

¿OXIDADA YO?
Ya sabíamos que una manzana pelada se oscurece o que una moneda pierde su brillo por culpa de la oxidación, pero no teníamos ni idea de que esto también afecta al pelo. «Los procesos oxidativos descomponen la estructura fundamental del cabello (las proteínas y los lípidos). Esto provoca que sea más propenso a padecer los daños causados por el peinado, el bru-shing, el secado... Y, en consecuencia, acaba sufriendo una pérdida de la cutícula, el brillo se rebaja, las puntas se abren...», confirma la doctora Jennifer Marsh, miembro del Pantene Hair Research Institute. Sorprendentemente, el origen de todos estos problemas está... en la ducha. Y es que la mayoría de las fuentes de agua del mundo contienen minerales oxidativos, a los que se suman los arrastrados por las tuberías hasta llegar a nuestros grifos. Todos ellos, al depositarse en el pelo, acaban dañándolo. Teniendo en cuenta este dato (unido a que, según el citado informe de Kantar Worldpanel, el 70% de la población se lava el pelo a diario), Pantene ha reformulado la tecnología de sus productos. ¿Objetivo? Neutralizar los efectos perjudiciales de los minerales sobre el cabello. Para ello, las nuevas fórmulas contienen un compuesto químico, el EDDS, que atrae como un imán esas sustancias malignas.

ALIMENTO CAPILAR
«La caída es una de las grandes preocupaciones tanto de hombres como de mujeres cuando acuden a la consulta del tricólogo (experto en problemas capilares)», afirma el doctor Alejandro Martín-Gorgojo, de la Clínica Dermatológica Internacional de Madrid (tel. 914 44 97 97). El motivo más frecuente de la pérdida de pelo es la alopecia androgénica, que se debe a un aumento de la actividad de las hormonas masculinas, lo que provoca que los folículos pilosos trabajen peor. Pero también se nos cae «por culpa del estrés físico o emocional, así como debido a carencias nutricionales», señala el médico. Si es tu caso, acostúmbrate a alimentar la melena: Innèov ha creado la gama Densilogy, unas pastillas que trabajan en el bulbo capilar durante su fase de crecimiento, aportándole los nutrientes necesarios para maximizar el volumen y la densidad. Según la firma, en nuestra cabeza tenemos una media de 120.000 cabellos, al año se nos caen alrededor de 35.000 y la vida media de cada pelo es de tres años. Las cifras asustan: entonces, ¿perdemos casi un 30% de nuestra melena al año? Sí, pero no hay que preocuparse, porque cada pelo tiene que pasar por tres fases (anágena, que corresponde al crecimiento; catágena, la de estabilización, y telógena, la de la caída) y si las etapas están equilibradas todo va bien.

CON AERÓGRAFO
La pérdida capilar también se resuelve aplicando minoxidil, un vasodilatador que favorece la circulación sanguínea y estimula los folículos pilosos. Hasta ahora se aplicaba en casa, dando un suave masaje con las yemas de los dedos, pero lo último es recurrir a un centro y solicitar un protocolo high tech. Como VitaX Regeneración, una técnica que consigue una mayor penetración de los activos (hasta un 90% más que manualmente) porque el producto se distribuye con un aerógrafo. La sesión dura 30 minutos y es totalmente indolora. La realizan en el Instituto Médico Dermatológico (www.imdermatologico.com).

UNA DE PINCHAZOS
¿Bioestimulación con Factores de Crecimiento Epidérmicos (FCE), mesoterapia y carboxiterapia para el pelo? Sí, estos exitosos protocolos faciales y corporales ahora también arrasan en el mundo capilar. La doctora Purificación Espallargas (tel. 646 34 17 59) nos cuenta cómo funcionan: «Realizamos una extracción de sangre que se centrifuga. De la muestra que obtenemos cogemos las células sanguíneas ricas en FCE, que infiltraremos en las zonas más necesitadas de pelo. Luego se realiza una mesoterapia (inyección de sustancias revitalizantes) por todo el cuero cabelludo. Se acaba con una sesión de carboxiterapia para mejorar la oxigenación de los tejidos, cuya técnica es igual que la facial o la corporal: se infiltra a nivel subcutáneo, con la ayuda de una aguja muy fina, dióxido de carbono. También tiene efecto vasodilatador». La propia doctora Espallargas realiza en su consulta este tratamiento, cuyos resultados se empiezan a notar a partir de la tercera sesión.

SUBIR EL VOLUMEN
Un estudio de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) desvela que el debilitamiento del cabello es un problema que sufre el 50% de la población. Es a partir de los 30 o los 40 años cuando comienza a disminuir su diámetro y la densidad por centímetro cuadrado. ¿Qué se puede hacer al respecto? Eduardo Sánchez, propietario de la Maison Eduardo Sánchez (www.maisoneduardosanchez.com) recomienda utilizar productos que aporten cuerpo, como los de la gama Densifique de Kérastase o voluminizadores como Condition Naturelle de Leonor Greyl, así como aprovechar los cambios de estación, que es cuando el pelo suele sufrir más, para someterse a protocolos estimulantes. Otra forma de mejorar el volumen es con un corte de pelo adecuado. Giuseppe Sciannimanico y Mamen Almela, de JMO Madrid (tel. 910 13 31 55), aconsejan una melena midi, ligeramente capeada para obtener movimiento y con ondas deshechas. Saca las tijeras y... ¡triunfa a golpe de melenón!

Publicidad

Leonor Greyl

'Complexe Energisant' (61,20 €/ 12 ampollas) de Leonor Greyl.

Pantene

'Mascarilla Intensiva Suave y Liso' (5,49 €), de Pantene.

Publicidad

Matrix

'Hyperdose Concentrate' (26,90 €), reparador de Matrix.

L'Oréal Paris

'Cica-Cream' (5,99 €), de L'Oréal Paris. Para las puntas.

Publicidad

Innèov

'Densilogy' (26,50 €), cápsulas fortalecedoras de Innèov.

Bumble and Bumble

'Hair Powder' (45,50 €), champú seco con color de Bumble and Bumble.

Publicidad

Redken

'Cerafill Retaliate' (46,50 €), redensificante de Redken.

Ducray

'Creastim' (44,80 €), loción para la caída posparto. De Ducray.

Publicidad

GHD

'Aura' (189 €), de GHD. Secador con tecnología 'Laminair'.

Invisibobble

Gomas (6 €/ kit de 3) que no rompen el pelo. De Invisibobble.