Peinados que copiamos a Chiara Ferragni

"De mayor quiero ser como ella", seguro que alguna vez has tenido ese pensamiento. Y es que no le falta detalle a la bloguera: estilo diez, maquillaje impoluto, pelo perfecto (no nos extraña nada que sea chica Pantene). De momento, fichamos todas estas maneras para peinarnos.

"De mayor quiero ser como ella", seguro que alguna vez has tenido ese pensamiento. Y es que no le falta detalle a la bloguera: estilo diez, maquillaje impoluto, pelo perfecto (no nos extraña nada que sea chica Pantene). De momento, fichamos todas estas maneras para peinarnos.

Publicidad

El clásico

Es el que más lleva junto a las ondas rotas, aunque está muy estudiado (más de lo que parece): volumen en las raíces para que el pelo no caiga pegado a la cabeza, tenga movimiento y tratar las puntas con un secador.

Publicidad

So chic!

No tiene más misterio que coger una goma fina y retirar en una mini-coleta hacia atrás el flequillo de la cara. Más sencillo imposible.

Un truco: utiliza gomas transparente, su efecto será invisible y el resultado más armónico.

Publicidad

Coleta alta

Sí, pero no es la clásica, un par de mechones XS sacados a cada lado de las orejas y una terminación ondulada de medios a puntas.

Carda un poco o utiliza un spray texturizante para que aguante más tiempo con algo de volumen.

Publicidad

Flequillos postizos

Reconocemos que al principio de oír hablar de ellos nos daban cosita, pero lo cierto es que en la práctica funcionan bastante bien. Eso sí, si te compras uno, que sea de buena calidad (es importante).

Publicidad

Trenzas pancake

Se llaman así porque recuerdan a las de pastelería, aquellas de hojaldre. Hay niveles de dificultad, pero lo principal es sacar hacia fuera los mechones ya entrelazados para ensancharla.

Publicidad

Liso

Melena pulida con raya en medio. No tiene más misterio que usar una buena plancha si no has tenido la suerte de nacer con el pelo así. Utiliza productos que alarguen la duración del alisado, como champús o sérums.

Publicidad

Mini trenza

Discreta y sencilla. El típico elemento que pone una guinda diferente a un peinado sencillo como éste: unas ondas rotas con el pelo suelto.

Publicidad

Coleta baja

Es uno de los que más nos gustan por ser tan sumamente elegante. Raya en medio o al lado, ambas quedan bien, dependerá de lo que más le favorezca a tu cara.

Publicidad

Mini trencitas

Aquí se lió la manta a la cabeza y optó por el septum, añadió al look dos trenzas pequeñas que salían de la raíz, cayendo a ambos lados de la cara.

Publicidad

A tres

Tan sencillo como dividir tres mechones de pelo sobra la parte superior de la cabeza y hacer tres trenzas de raíz, reúnelos en una coleta y ya lo tienes.

More from Elle: