Las 13 claves del rubio polar

¿Es para ti? Antes de liarla, léete esto y nos lo agradecerás.

Que Cara Delevingne o Kristen Stewart se hayan subido al carro de las mega rubias sólo hará que aumenten las peticiones del rubio hielo en las peluquerías. Temblad, coloristas.

La última vez que estuve en la peluquería, escuché decir por teléfono a una cliente: "no, no puedo hacerte ese color, corres el riesgo de que se rompa por completo". Justo después, comentaba con su compañera: "otra morena que quiere teñirse de rubia platina".

Ya hay quien se niega a hacer ese tono a determinados tipos de pelo. Demasiado fino, demasiado oscuro… hay determinados factores que podrían ser razones de peso para que, mejor, te decantes por otro color. Y sí, nos encanta el rubio polar, pero también nos preocupa la salud de tu pelo. Por todo ello, debes conocer estas 13 claves antes de dar el paso.

Publicidad

1 No apto para cabellos finos

Natalie Iglesias, colorista de Maison Eduardo Sánchez, explica: "para conseguir el platino, hay que decolorar el cabello dos veces para dejarlo totalmente sin pigmentos y los cabellos muy finos no suelen resistirlo". 

2 No se consigue de una sola vez

Cuanto más oscuro es el cabello natural, más trabajo cuesta conseguir el tono. El colorista deberá realizar varios retoques hasta conseguir el color deseado. 

Publicidad

3 Diferentes matices

Ten claro el tono de rubio que quieres antes de hacerlo. Una foto del look que deseas ayudará al colorista a dar con la clave. Por ejemplo, si lo quieres más grisáceo elige una del último look de Cara Delevingne. Para un resultado más vainilla, opta por el look de Katy Perry y para un rubio polar, decántate por una imagen de Michelle Williams.

4 Con vistas a un corte

Elegir el rubio polar es perfecto si en un futuro cercano tienes pensado cortar por lo sano con un look extremadamente corto, puesto que lograrás sanearlo. La decoloración para lograr el corte es muy invasiva.

Publicidad

5 Antes del primer lavado

Una vez que lo hayas teñido, deja que pase un mínimo de 48 horas. Los expertos de Maison Eduardo Sánchez lo recomiendan para evitar que vire de color y limite la deshidratación. 

6 La raíz, al final

Para lograr el color, se necesita una decoloración previa. Esto consiste básicamente en eliminar el pigmento natural del cabello. El proceso es tan agresivo durante la primera parte que el colorista debe dejar la raíz para el final y así evitar una sobre-decoloración que pueda partir el pelo desde el nacimiento.

Publicidad

7 Reconstruye

Este color es tan agresivo, que se produce una rotura irremediable en la mayoría de los casos. Natalie Iglesias recomienda realizar un protocolo que refuerce los puentes internos del cabello para darles fuerza y prevenir su deterioro con tratamientos de colágeno, para dar resistencia a la fibra capilar. 

8 Otras opciones

Si tienes el pelo claro y quieres un rubio platino, puedes llegar a él a través de las 'baby lights', un gran número de mechas finas con el que podrás conseguir la misma luminosidad sin teñir al completo. 

Publicidad

9 Pelo ultra-nutrido

"Este tipo de cabello tiende a debilitarse, a romperse y a perder el color. Para evitarlo, se debe hidratar en profundidad", recomienda Natalie. Para ello, alíate con los aceites pre-lavado y las mascarillas ultra nutritivas libres de siliconas. 

L'huile de Leonor Greyl (34 €).

10 Evita el calor

En la medida de lo posible, limita el uso de secadores y planchas para no agredir más el cabello. 

More from Elle: