Así comen en Google

El gigante de Internet lo tiene claro: unos empleados sanos -bien alimentados-, son más felices y la gente feliz, rinde más y mejor. Así de claro. En ello tienen mucho que ver sus comedores, lugares en los que 'nudging' se practica con eficacia. Te contamos en qué consiste su estrategia.

Lo más popular

¿Comes en el trabajo? ¿Cómo es el comedor de tu oficina? Si no trabajas en Google, puede que esté a años luz del suyo (y puede también que te interese mandar "desinteresadamente" este artículo a tu jefe para que tome nota).

Los comedores de Google no son lugares tristes y desangelados. No sirven filetes arrugados paleolíticos, ni se olvidan de los vegetarianos. Los 'googlers' tienen suerte: disponen de un auténtico templo gastronómico saludable... y gratuito.

Publicidad

vía GIPHY

Los bares, cafeterías y micro cocinas están a la orden del día. Y en ellos es donde se cuece una de las mejores fórmulas del éxito de la empresa. La comida es gratis y está a disposición de sus trabajadores las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Claro que, con algunos matices.

Google quiere que la vida de sus trabajadores se sustente sobre pilares saludables y colabora con una estrategia ingeniosamente diseñada. Hacen uso del principio del 'nudging' o, lo que es lo mismo, algo así como dar un empujoncito hacia el camino correcto. De esto han hablado Cass Sunstein y Richard Thaler en el libro 'Un pequeño empujón'.

Lo más popular

El 'nudging' dispone de muchas estrategias con el único objetivo de optimizar la nutrición. Por ejemplo, la técnica del espejo, algo que puedes poner en práctica en tu casa. Consiste en colocar un espejo al lado del bufé de las frutas y las verduras. En tu caso, al lado de un frutero. Al parecer, "uno se ve mejor a sí mismo con una manzana en la mano", afirman Melanie Mühl y Diana Von Kopp en 'La alimentación es la cuestión', donde tratan también este tema.

Pero en esta infinita disposición gratuita de comida, no todo puede ser bueno. Obviamente, surge una clara desventaja: tener comida gratis cerca es tentador y es probable que lo veas más claro cuando tus calorías comiencen a subir como la espuma. Pero tranquilos, porque eso también lo había contemplado Google.

Para evitar una plantilla de trabajadores sobrealimentados, al entrar al comedor lo primero que verás será una barra de ensaladas por aquello de que las personas tienden a tomar lo que ven en primer lugar.

El goloseo, en recipientes opacos. Aún sabiendo donde está, se reduce su ingesta de forma considerable.

Además, también siguen a rajatabla la estrategia de comer en recipientes pequeños. De hecho, han demostrado que comiendo menos cantidad al medio día, están menos cansados por la tarde y rinden mejor así que el ligero detalle (y a la vez tan fundamental) de cuidar la vajilla en la que comen, les sale rentable.

Y por si fuera poco, también utilizan la estrategia del sistema tipo semáforo o la etiquetación de la comida. Marcan los alimentos con puntos verdes, naranjas y rojos. Las etiquetas verdes significan que pueden comer ese alimento siempre que quieran. Las naranjas, que pueden comerlo de forma ocasional y cuando te encuentras algo con una pegatina roja… ojo, porque aparece un mensaje a continuación que te avisa: "Por favor, ¡no tan a menudo!".

Un mundo de nutrición optimizada que se suma a la lista de razones por las que el gigante de la Red es una de las mejores empresas del mundo para trabajar. Y es que eso de conquistar por el estómago, lo tienen bien aprendido.

vía GIPHY

More from Elle: