Tres formas de generar más vitamina D

Hemos hecho tanto caso a las campañas de prevención de cáncer de piel que más de la mitad de la población española bloquea su piel con SPF altos y sufre hipo vitaminosis D. Descubre cómo combatirla.

Lo más popular

Más de la mitad de la población española tiene falta de vitamina D (hipovitaminosis D) y esto puede suponer un problema se salud porque esta es imprescindible para el correcto crecimiento y desarrollo. De hecho, en los adultos puede llevar a osteoporosis y dolor muscular, y en los niños a raquitismo, además "regula el sistema inmunológico frente a enfermedades tan distintas como la artritis reumatoide, el lupus, la esclerosis múltiple o la diabetes tipo 1, incluso se la relaciona con algunos tipos de cáncer -mama, próstata y colón-", apunta el doctor Francisco Perelló, de Faes Farma.

Publicidad

Los datos

Aunque podríamos pensar que en España, con más de 3.000 horas de sol al año de media, la insuficiencia de vitamina D debería ser casi inexistente, los datos muestran lo contrario: un 84% de la población joven y sana –en torno a los 26 años- tiene insuficiencia de vitamina D, cifra que alcanza el 87% en el caso de las personas mayores de 64 años.

El problema

"En las cantidades recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los fotoprotectores protegen de las radiaciones UV pero a la vez disminuyen la síntesis cutánea de vitamina D e incluso pueden llegar a bloquearla completamente. Además, las pieles más bronceadas producen menos vitamina D, ya que la melanina hace de filtro solar "natural" para protegernos del exceso de sol, lo que hace que una persona de piel oscura necesite dos o tres veces más tiempo de exposición solar que una de piel blanca caucásica para sintetizar la misma cantidad de vitamina D en el organismo", advierte el doctor Perelló.

Lo más popular

Las soluciones

Baños de sol. El cuerpo produce vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol, sin fotoprotección. De hecho, los fotoprotectores disminuyen la síntesis de esta vitamina en incluso pueden llegar a bloquearla completamente. La acción terapéutica de la radiación solar es conocida como helioterapia. "Los baños de sol están indicados para combatir y tratar, al menos complementariamente, diversas enfermedades y desordenes, como anemia, falta de apetito, diarrea, cólicos y candidiasis, osteoporosis, descongestión de los pulmones, eccemas, psoriasis y depresión", según el Dr. Perelló. Los días secos, templados y con cielo despejado son los más indicados. De 10 a 15 minutos de exposición al sol tres veces a la semana son suficientes para producir esta vitamina. Eso sí, es necesario que el sol dé sobre la piel de la cara, los brazos, la espalda o las piernas sin protector solar.

Alimentos. Hay muy pocos alimentos que contengan vitamina D de forma natural: los pescados grasos como atún, salmón y caballa están entre las mejores fuentes de vitamina D; el hígado, el queso, las yemas de los huevos y los champiñones también suministran pequeñas cantidades. Por suerte, hay otros alimentos que están enriquecidos con ella –fortificado o enriquecido quiere decir que al alimento se le ha agregado la vitamina-. La mayor parte de las leches, cereales, bebidas de soja, yogur y margarina son alimentos fortificados. Revisa las etiquetas.

Suplementos. Puede ser muy difícil obtener la cantidad suficiente de vitamina D a través de los alimentos, por ello, algunas personas posiblemente necesiten tomar suplementos –D2 o ergocalciferol y D3 o colecalciferol-. "Bajo prescripción médica, los suplementos de vitamina D orales son una forma segura, bien tolerada y accesible para alcanzar unos niveles adecuados en el organismo. Para conocer los niveles de vitamina D, es necesario un análisis de sangre y, posteriormente, tras su valoración, es el profesional médico quien determina si es necesaria o no la prescripción de tratamiento", recomienda el experto. Calcifediol 250H-D (Vitamina D), de Faes Farma, es el primer tratamiento para la hipovitaminosis D en cápsulas blandas. Contiene 16.000 UI (0,266 mg). Y está cubierto por la Seguridad Social.

More from Elle: