El método definitivo para controlar el hambre en las dietas

¿Puede reducirse con un sólo pinchazo?

Lo más popular

Fracasamos con las dietas por muchas razones: la falta de motivación, no llegar a la fase final de mantenimiento, no elegir bien el plan de alimentación, y uno muy frecuente: el hambre.

Reducir la ingesta calórica (lo que suele ocurrir en la mayoría de los planes de adelgazamiento) tiene varios efectos colaterales, y uno de ellos es la sensación de vacío o el hambre 'constante' que se produce en la fase de adaptación donde tu cuerpo se está acostumbrado a una nueva alimentación con muchas menos kilocalorías.

Publicidad

UN PINCHAZO ANTI-HAMBRE

Lo más popular

La medicina avanza en pacientes con obesidad y se desarrollan técnicas que acaben con esa enfermedad. Pero también se dedica atención a las personas con sobrepeso, o con algún kilo de más (que están en el límite del normopeso, de 20 a 24.9 kg/m2).

El último grito para acabar con el hambre que provocan algunas dietas para toda persona que quiera quitarse de encima esos kilos de más y sufrir lo justo y necesario es la 'neuroestimulación del dermatoma T6'.

Antes de hacer una dieta, descubre por qué motivo comes, quizás tenga un origen emocional

Dicho dermatoma, se encuentra zona que localizada en la boca del estómago (a la altura de la sexta vértebra torácica) y al ser pinchado con una aguja muy fina, como las de acupuntura, es capaz de hacer reducir la sensación hambre durante tres meses, sobre todo esos picos que hacen que las dietas se vayan a pique. El tratamiento ha sido creado en exclusiva por las doctoras Mira y Cueto.

EL HAMBRE EMOCIONAL VS EL HAMBRE REAL

Antes de someterte a este tratamiento, tienes que saber si comes por ansiedad para llenar un vacío emocional o si has acostumbrado a tu estómago a cantidades superiores de las que necesita y por eso tienes hambre de verdad nada más empezar una dieta.

Si perteneces al segundo caso, este sí es tu tratamiento. Las doctoras Mira y Cueto comprobaron que el 99% de los casos que habían empezado la dieta junto con una sesión de neuroestimulación, perdían significativamente más peso que las personas que sólo actuaban con dieta.

Además, este primer grupo conseguía mantenerse mejor una vez alcanzado su peso, ya que les era más fácil adquirir unos hábitos nuevos saludables porque el hambre no era un problema para re-aprenderlos.

NO FUNCIONA SÓLO

Aunque sea un método que ayuda a adelgazar, es complementario a una dieta y un seguimiento nutricional. El protocolo sería el siguiente:

La 1ª sesión consiste en un diagnóstico completo, en el que, además de evaluar el peso y el nivel de grasa sobrantes, también se mide, mediante un test, el nivel del apetito. En esta sesión se realiza la neuroestimulación: un pequeño pinchazo con una aguja realmente fina, conectada a un equipo de electroestimulación y a través de la que se trasmite una pequeña corriente eléctrica al dermatoma T6.

Además del 'pinchazo', se prescribe una dieta a medida de 1.200 kc y se pauta una sesión semanal de segumiento dietético + medición del nivel de apetito (para evaluar el nivel de eficacia de la neuroestimulación realizada) + 30 minutos de electroestimulación convencional (sin pinchazo), para favorecer la tensión de los tejidos y evitar la flacidez que suele acompañar la pérdida de peso.


Para quiénes: pacientes con sobrepeso o kilos sobrantes dentro de un normopeso.

Dónde: Clínica Mira+Cueto (C/ Concha Espina, 53).

Precio: A partir de 150 €, incluye consulta nutricional + neuroestimulación del dermatoma T6 + sesión de electroestimulación convencional de 30 minutos.

¿Duele? en una escala del 1 al 5, sería un 3.


More from Elle: